Público
Público

El Fiscal pide a una "minoría de motoristas negligentes" que respeten la ley en Jerez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El fiscal especial para la Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha lanzado hoy un mensaje a la "minoría" de motoristas "negligentes" que acudirán este fin de semana al Gran Premio de Motociclismo de España que se celebra en Jerez (Cádiz) para que respeten la ley y los derechos de los ciudadanos.

En rueda de prensa en la sede de su departamento, Vargas ha explicado que cerca de una decena de fiscales de Seguridad Vial estarán presentes en controles de alcoholemia y drogas que se realizarán a partir de esta noche en Jerez por el Gran Premio, al que según la Dirección General de Tráfico (DGT) acudirán más de 55.000 motocicletas.

Para Vargas, el Gran Premio de España es un acontecimiento "de alegría y disfrute" en el que debe imperar la ley, por lo que, según ha asegurado, desde la Fiscalía que dirige se va a hacer todo lo posible para que los aficionados al motociclismo lleguen "sanos y salvos" a sus casas.

Por ello, ha insistido en que el ministerio fiscal está "especialmente movilizado" para evitar que el saldo final del Gran Premio de Jerez "sea de muertes y negligencias, como ha ido ocurriendo otros años".

Ha querido dejar claro que aprecia "personalmente a la gran familia motera", pero ha destacado que "como en todas las familias, hay una minoría, en este caso de moteros que desprestigia al colectivo".

Por ello, el dispositivo que se pondrá en marcha, va dirigido a esta minoría "negligente" con la intención de que los aficionados disfruten, que la legalidad se cumpla y finalmente, sea un fin de semana "de satisfacciones en Jerez unidas a la cultura de la solidaridad".

Esta es la primera vez que los fiscales estarán presentes en controles de alcoholemia y drogas durante el Gran Premio, periodo en el que, según ha comentado Vargas, estarán en "contacto directo" con la Policía Judicial para "así promover los juicios rápidos y que haya una respuesta penal proporcionada y firme" con los conductores temerarios.

"Es la primera vez que en este evento internacional el fiscal interviene como garante de la legalidad", ha señalado Vargas, quien ha precisado que los representantes del ministerio público no quieren intervenir en dichos controles, sino que pretenden que "la ley penal" disuada a aquellos conductores que no actúen de acuerdo a ésta.

La DGT ha preparado un amplio dispositivo especial con la instalación de 79 radares para controlar la velocidad de las motocicletas que acudirán al Gran Premio.

En el dispositivo especial, volarán también 18 helicópteros que realizarán misiones de vigilancia de conductas peligrosas tanto de día como de noche, y se montarán 20 puestos de control de alcoholemia en los puntos de mayor afluencia de moteros.

Durante la edición del año pasado del Gran Premio de España fallecieron seis personas en accidentes de moto, cuatro de ellos en carretera y otros dos en zona urbana, mientras que en 2006 fueron nueve los muertos.

La DGT calcula que durante los tres días de competición -el 28, 29 y 30 de marzo- se produzcan 370.000 movimientos de vehículos en la zona de Jerez, en un acontecimiento deportivo que va a congregar a 130.000 personas.

En Andalucía funcionarán 59 radares fijos en tramos de carreteras donde se han producido accidentes por exceso de velocidad.