Público
Público

El FMI anuncia el fin de la recesión mundial

EFE

La recesión mundial ha terminado, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que elevó hoy sus previsiones de crecimiento ante el fuerte tirón de Asia y las señales positivas en el resto del planeta, aunque alertó de que la recuperación será lenta.

Según sus nuevos cálculos, el mundo se contraerá en 2009 tres décimas menos que lo previsto en julio, hasta el 1,1 por ciento, pero ese resultado se debe al difícil principio de año.

Para 2010, el FMI vaticina un crecimiento del 3,1 por ciento, seis décimas más que su anterior cálculo.

"La economía mundial parece expandirse de nuevo, empujada por el fuerte desempeño de las economías asiáticas y la estabilización o modesta recuperación en el resto del planeta", afirmó el organismo en su informe "Perspectivas Económicas Mundiales", que hoy hizo público en Estambul.

Eso le ha llevado a una revisión al alza de las previsiones por países, en general, especialmente en 2010.

Estados Unidos se contraerá el 2,7 por ciento este año, pero sumará un crecimiento positivo del 1,5 por ciento en 2010.

La zona del euro pasará del 4,2 por ciento negativo este año al 0,3 por ciento positivo el próximo.

Mientras, los mercados emergentes van mucho más acelerados. China se expandirá un 8,5 por ciento en 2009 y un 9 por ciento en 2010, y Brasil, el más beneficiado por las revisiones de datos entre los países grandes, se contraerá un 0,7 por ciento este año y crecerá un 3,5 por ciento el próximo.

Los datos indican que el rebote tras la mayor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial no llegará tan alto como en anteriores recesiones.

"El ritmo de la recuperación es lento", aseveró el FMI. Los estímulos fiscales y monetarios han impedido que se levantara el espectro de la depresión, lo que ha animado a las bolsas en la segunda parte de este año, de acuerdo con el organismo.

Pero el impacto de la expansión presupuestaria se diluirá pronto y la acumulación de inventarios, que ha animado la actividad, también tendrá un límite. Al mismo tiempo, el consumo y la inversión se fortalecerán con lentitud.

Sin un sector privado robusto que sustituya al gasto público en los países avanzados el horizonte tiene poco de brillante.

El FMI cree que sus economías se moverán lentamente durante gran parte de 2010 y el desempleo continuará al alza.

En Estados Unidos superará el 10 por ciento el próximo año y el de la zona del euro se acercará al 12 por ciento, aunque entre los países grandes se llevará la palma España, con más del 20 por ciento de su población activa sin un lugar donde trabajar.

El principal riesgo a corto plazo es la retirada prematura del apoyo presupuestario y monetario sin precedentes a la economía que han aplicado los gobiernos y bancos centrales, la cual pararía la recuperación, según el Fondo.

De hecho, el organismo cree que las medidas de estímulo tendrían que ser ampliadas si las cosas van a peor. "Los gobiernos deberían estar listos para anunciar nuevas iniciativas si fuera necesario", dijo.

Además, dada la fragilidad del repunte cualquier imprevisto podría frustrarlo, como una nueva escalada del petróleo, una epidemia de gripe A más virulenta que hasta ahora o el aumento del proteccionismo, de acuerdo con el informe del FMI.

A medio plazo, el mayor riesgo lo conlleva el aumento de los déficit fiscales, que puede crear dudas en los mercados sobre la solvencia de los gobiernos y el celo anti-inflacionario de sus bancos centrales, en su opinión.

Pero al mismo tiempo el organismo también reconoce que se podría equivocar a la baja, algo refrescante tras meses de pronósticos aciagos.

La entidad afirma que el fin del miedo a la depresión y las ganancias extraordinarias en las bolsas desde marzo podrían estimular el consumo y la inversión por encima de sus cálculos.

Esa sería una circunstancia en la cual al Fondo probablemente no le importaría errar en sus pronósticos.

Más noticias