Público
Público

La fragata Canarias detiene a dos piratas del Alakrana

Garzón abre una causa contra los arrestados por secuestro y terrorismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos de los secuestradores del atunero vasco Alakrana, apresado el jueves por los piratas somalíes que operan en aguas del Índico, fueron detenidos en la noche del sábado por una dotación de la fragata Canarias que se mantiene en las inmediaciones del pesquero apoyada por otro barco de guerra francés.

La tripulación 36 miembros, entre ellos 16 españoles se encontraba ayer retenida en el comedor del barco, fondeado a pocas millas de la costa de Somalia. Su capitán, Ricardo Blanch, pudo mantener un 'breve conversación' con el embajador español en Kenia, según informó el Gobierno.

El capitán del barco traslada al Gobierno que la tripulación se encuentra bien

El equipo de coordinación que encabeza la vicepresidenta Fernández de la Vega trasladó después que los marineros del Alakrana se encuentran bien. Otros miembros de la tripulación enviaron el mismo mensaje tranquilizador a sus familiares a través del teléfono y, de forma paralela, los responsables militares del operativo desplegado alrededor del Alakrana aseguraron también que se mantiene 'la calma' a bordo del barco.

Mientras llegaban a España las primeras noticias de primera mano por parte de los propios secuestrados, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, en sustitución del titular del Juzgado número 1, ayer de guardia, abría procedimiento contra los dos arrestados por un presunto delito de secuestro y otro de terrorismo. Ambos fueron interrogados a bordo de la fragata de la Armada española. Su detención se produjo después de que el avión de patrulla marítima que controla los movimientos del Alakrana detectara un cambio de rumbo en el atunero, tras una parada de dos horas ordenada por los secuestradores.

Los secuestradores fondean el atunero vasco frente a las costas de Somalia

Cuando reanudó la marcha, las imágenes obtenidas desde el aire reflejaron que el pesquero no llevaba amarrado el esquife que emplearon los piratas para abordarlo. En ese momento, la Canarias lanzó en su búsqueda uno de los dos helicópteros que transporta a bordo y varió su rumbo para acudir al encuentro de la embarcación, mientras otro buque francés, la fragata Germinal, se hacía cargo del seguimiento del Alakrana.

El helicóptero de la Armada interceptó a los dos piratas a 135 millas de la costa de Somalia y detuvo su bote tras realizar varios disparos de intimidación. Los secuestradores no portaban armas, pero llevaban a bordo dos escalas como las utilizadas habitualmente para asaltar los barcos secuestrados y 14 petacas de combustible. Uno de ellos resultó herido leve durante la detención, después de que los militares españoles se vieran obligados a responder a su 'reacción amenazante', según describió ayer el general Domínguez Buj, responsable del dispositivo de seguimiento del Alakrana establecido por Defensa.

Domínguez Buj mantenía ayer abiertas 'todas las posibilidades' para la resolución de esta crisis, mientras Exteriores iniciaba los contactos con Somalia para intercambiar información sobre el secuestro.

 

Más noticias en Política y Sociedad