Público
Público

Francia retrasa una ley que regule el uso del velo integral

Nicolas Sarkozy evita el debate a seis meses de las elecciones regionales

ANDRÉS PÉREZ

Una ley de 2004 prohíbe portar señales religiosas 'ostentatorias' en el interior de las escuelas, colegios y liceos que sean públicos o privados bajo contrato con el Estado. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, sigue con sus discursos tajantes sobre el velo integral, pero por el momento descarta una ley que penalice su uso. 'Quiero decirlo solemnemente: el burka no es bienvenido en territorio de la República Francesa', manifestó Sarkozy el pasado mes de julio. Era su respuesta a la presión generada por un grupo de 50 parlamentarios que querían abrir un debate sobre un supuesto crecimiento exponencial del uso del velo integral en las calles. Este colectivo reclamaba una comisión de investigación parlamentaria.

En realidad, Sarkozy hiló fino. Se dijo partidario de una 'misión parlamentaria', pero de inmediato dio consignas a la mayoría de derechas para que maniobraran. Y lo logró. No hubo aprobación de una 'comisión de investigación parlamentaria' y simplemente se creó una 'misión de información', que sigue trabajando con audiencias de expertos, vistas sobre el terreno y estudio de datos, antes de presentar sus conclusiones el próximo mes de diciembre.

Estas precauciones por parte del presidente galo tienen su explicación. Quedan seis meses para las elecciones regionales y Sarkozy necesita una victoria en esos comicios, para consolidar sus bases y poder encarar bien su reelección en las presidenciales de 2012. Encresparse con el burka ahora podría hacer peligrar el balance electoral en ciertas zonas.

Más noticias