Público
Público

Gallizo pide comparecer por el escándalo en una cárcel

Reuters

La secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, anunció el sábado que solicitaría comparecer en el Congreso para dar explicaciones de lo sucedido en la cárcel de mujeres de Madrid I, tras destituir a la cúpula directiva al detectar que algunos funcionarios pudieron haber mantenido relaciones sexuales con algunas internas.

"Voy a solicitar mi comparecencia en el Congreso de los Diputados para explicar los detalles de los hechos producidos así como la destitución de los mandos del establecimiento", declaró Gallizo en una rueda de prensa el sábado.

"Yo sé que estos casos tienen un gran impacto social y me parece que forma parte de la lógica porque soy la primera (a la) que me parecen gravísimos, pero quiero insistir que en los seis años que llevo aquí han sido escasísimos los incidentes que han sido producidos por funcionarios de este tenor o tenores parecidos", explicó.

Los directivos destituidos son el director del penal, el subdirector de seguridad y el administrador. Además, dos funcionarios han sido suspendidos de empleo y sueldo. Un inspector se ha hecho cargo de la dirección del centro temporalmente, según confirmó Instituciones Penitenciarias.

El relevo de la cúpula es fruto de una investigación iniciada a finales de 2009 tras conocerse presuntas irregularidades, en la que se detectó que un funcionario abrió las celdas de dos internas y "compartió varias horas con ellas" y que algunos empleados introducían y consumían alcohol en el centro, según un comunicado de Interior del viernes.

Además se investiga si algunos funcionarios pudieron mantener relaciones sexuales consentidas con varias internas, agregó Interior.

"No descarto que se haya producido nada, pero prefiero esperar que la investigación determine cuáles son exactamente los hechos que se produjeron", explicó Gallizo en rueda de prensa.

Fuentes de Instituciones Penitenciarias resaltaron que el organismo era muy estricto en el cumplimiento del reglamento de conducta en las prisiones y que en este caso se han detectado "comportamientos individuales inaceptables" aunque "no hay indicios de delito".

La cárcel de mujeres Madrid I está situado junto al penal conocido como Alcalá Meco, oficialmente Madrid II.

Más noticias de Política y Sociedad