Público
Público

El Gobierno argentino suspende la polémica subida de los impuestos agrícolas

EFE

El Gobierno argentino anunció hoy la suspensión de un polémico decreto de subida de impuestos a la exportación de granos que desató una crisis con el sector agrario.

El anuncio fue realizado por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, después de la polémica desatada por el veto a la medida en el Senado con el voto decisivo del vicepresidente, Julio Cobos.

La subida de impuestos a la exportación de granos fue decretada por el Gobierno de Cristina Fernández el pasado marzo, lo que desencadenó una ola de movilizaciones y protestas del sector agropecuario que han provocado pérdidas millonarias al país y un severo desgaste de la presidenta.

El nuevo decreto, que entrará en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado el próximo lunes, establece que los niveles impositivos para las exportaciones de soja, trigo, maíz y girasol vuelvan a ser los establecidos en noviembre último.

Por lo tanto, en lugar del esquema de retenciones móviles que regía desde marzo, para las exportaciones de soja volverá a aplicarse un impuesto fijo del 35 por ciento; del 28 para las del trigo; 25 para el maíz; y 23 por ciento para las de girasol.

El primer artículo del decreto que leyó ante periodistas el jefe de Gabinete en la Casa de Gobierno instruye al ministro de Economía, Carlos Fernández, "para que limite la vigencia de resoluciones" que a partir de marzo modificaron el esquema impositivo.

El texto de la medida, que lleva la firma de la presidenta Fernández, defiende la decisión del Ejecutivo de aplicar las retenciones móviles y cuestiona las protestas que llevaron a cabo las entidades del campo a partir de su puesta en marcha.

Más noticias de Política y Sociedad