Público
Público

La grasa alimentaria jugaría cierto rol en una enfermedad ocular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cantidad y el tipo degrasa consumida afectaría el riesgo personal de desarrollarpérdida de la visión asociada con la edad.

Un equipo de investigadores estudió el papel de la grasaalimentaria en la aparición de la degeneración macular asociadacon la edad (DMAE), que es la causa principal de ceguera enEstados Unidos y la tercera en el mundo.

La DMAE aparece por un crecimiento anormal de los vasosdetrás de la retina o la descomposición de ciertas células dela retina.

El cigarrillo y la enfermedad cardíaca elevan el riesgo deDMAE, pero se desconoce el papel de la alimentación, explicó ladoctora Niyati Parekh, de la New York University, y su equipodel grupo de investigación CAREDS.

El estudio CAREDS (por Carotenoids in Age-Related EyeDisease Study) es una derivación de Women's Health Initiative,una gran investigación de 15 años de duración sobre la salud delas mujeres posmenopáusicas.

Pocos estudios sobre el consumo de grasa y la DMAEanalizaron los primeros estadios de la enfermedad o evaluaronla alimentación antes del diagnóstico de DMAE. Los datos delestudio CAREDS permitieron hacer ambas evaluaciones.

El equipo estudió a 1.787 mujeres, que tenían entre 50 y 79años cuando ingresaron al estudio, en 1994. Todas detallaron suconsumo de grasa entre 1994 y 1998, y a todas se les hicieronpruebas para identificar la DMAE entre el 2001 y el 2004.

En general, el consumo total de grasa no influyó en elriesgo de desarrollar DMAE.

Pero cuando el equipo estudió a las mujeres según la edad,halló que entre las menores de 75, las que estaban en el quintosuperior de la escala según su nivel de consumo de grasa teníanun 70 por ciento más riesgo de tener DMAE en estadio intermedioque aquellas en el quinto inferior.

Lo opuesto se dio en las mayores de 75: las que más grasaconsumían tenían un 50 por ciento menos riesgo de desarrollarDMAE que las que menos ingerían.

Al analizar el consumo de grasa saturada, el equipo hallóque su alto consumo elevaba el riesgo de DMAE en las menores de75 años, pero no en las pacientes mayores.

El consumo de ácidos grasos omega 6, que se encuentran enlos aceites vegetales, estuvo muy asociado con el nivel deconsumo de omega 3; el alto consumo de ambos ácidos grasosduplicó el riesgo de desarrollar DMAE.

Pero el alto consumo de grasa monoinsaturada estuvoasociado con una reducción del riesgo de DMAE.

Los efectos de las dietas ricas en grasa se podríanatribuir en parte a su deficiencia de ciertos nutrientesprotectores contra la DMAE.

El equipo explicó también que los ácidos grasos omega 6pueden aumentar la inflamación. El hecho de que los ácidosgrasos omega 3, que en otros estudios habían demostrado sucapacidad protectora contra la DMAE, no resultaran protectoresen el nuevo estudio podría atribuirse al consumo de demasiadacantidad de ácidos grasos omega 6.

"A pesar de los nuevos resultados, las evidenciasepidemiológicas sugieren que el consumo de ácidos grasos omega3 de cadena larga y/o pescado estaría asociado con unadisminución del riesgo de desarrollar DMAE", escribió elequipo.

Pese a la complejidad de los nuevos resultados, el equipoopina que apuntan a dos conclusiones: el alto consumo de grasatotal modifica el riesgo de desarrollar DMAE y el alto consumode ácidos grasos omega 6 sería especialmente dañino, ya quepuede "enmascarar" los efectos saludables del consumo de omega3.

FUENTE: Archives of Ophthalmology, noviembre del 2009

Más noticias en Política y Sociedad