Público
Público

Hepatitis C causa más muertes en EEUU que el VIH

Reuters

Por Amy Norton

La hepatitis C superó alVIH como causa de muerte en los adultos en Estados Unidos yevaluar a todos los denominados "baby boomers" podría ser unaforma de controlar el problema, según dos nuevos estudios delGobierno de ese país.

La hepatitis C es una infección del hígado causada por unvirus del mismo nombre, que generalmente se transmite a travésdel contaco con la sangre infectada. Se estima que entre el 75 y85 por ciento de las infecciones son crónicas, lo que puedecausar cirrosis y cáncer hepático.

Uno de los estudios, hecho por un equipo de investigadoresde los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades(CDC), encontró que en el 2007 la hepatitis C causó más muertesen Estados Unidos que el VIH, el virus que causa el sida.

En el 2007, la hepatitis C mató a 15.100 estadounidenses(0,6 por ciento de todas las muertes de ese año), comparado conlas más de 12.700 muertes generadas por el VIH, según loscertificados de defunción.

"Lamentablemente, la mortalidad por hepatitis C aumentódurante varios años", dijo el doctor John Ward, director de laDivisión de Hepatitis Viral de los CDC y autor del nuevoestudio. Sin embargo, Ward indicó a Reuters Health que "muchasde esas muertes podrían haberse evitado".

Los CDC estiman que la mitad de los 3,2 millones deestadounidenses con hepatitis C crónica ignoran que estáninfectados. Esto se debe porque, en la mayoría de los casos, lainfección no provoca síntomas en una fase inicial.

La hepatitis C crónica es más común en los "baby boomers":dos tercios de las infecciones en Estados Unidos afectan apersonas nacidas entre 1945 y 1964, según detalla el equipo delAnnals of Internal Medicine.

Ese predominio de los "baby boomers" está muy asociado conel uso casual de drogas inyectables en las décadas de 1960, 1970y 1980, debido a que el intercambio de jeringas es la principalvía de transmisión del virus.

Algunas personas se contagiaron a través de transfusiones desangre durante esos años. Desde 1992, todas las donaciones desangre en Estados Unidos son analizadas para descartar lacontaminación con el virus de la hepatitis C.

Los "baby boomers" infectados están llegando a una edad enlas que las consecuencias de la infección serían evidentes,según comentó el doctor Harvey Alter, investigador de losInstitutos Nacionales de Salud y autor de un editorial sobre losnuevos estudios.

"El gran problema es que la mayoría de las personas con lainfección crónica aún no está identificada", dijo Alter aReuters Health.

En un segundo estudio, los investigadores de los CDCestimaron la relación costo efectividad de hacerles un controlde detección de hepatitis C a todos los estadounidenses nacidosentre 1945 y 1965.

El equipo calculó que esa investigación a los "baby boomers"detectaría unos 808.580 casos más de hepatitis C, con un costode unos 2.900 dólares por prueba, y permitiría prevenir unas82.000 muertes adicionales.

Si las personas controladas reciben uno de los nuevosfármacos contra la hepatitis C se podrían salvar unas 121.000más que con las investigaciones actuales, según los CDC. Pero elcosto sería aún mayor, ya que ambos fármacos son muy costosos.

Incivek cuesta unos 50.000 dólares por tratamiento, mientrasque Victrelis vale entre 26.000 y 48.000 dólares, según laduración de la terapia.

Aun así, Alter, que apoya pesquisar a los "baby boomers",consideró que ese enfoque sería "muy rentable", en especial sise tiene en cuenta el tratamiento de la cirrosis y el cáncerhepático, que son la causa principal de los trasplantes dehígado.

"Lo mejor de esto es que se trata de un tratamiento entreseis meses y un año", dijo Alter.

"Esperamos que pronto podamos contar con terapias orales másfáciles de administrar y con menos efectos adversos", agregó.

La cantidad de nuevos casos de hepatitis C ha disminuísostenidamente desde 1980, según un estudio de los CDC publicadoel año pasado.

Más noticias de Política y Sociedad