Público
Público

Hernanz afirma que "nadie se atreve" a tomar la decisión de qué K-2 irá a Pekín

EFE

El palista asturiano Javier Hernanz, integrante del K-2 1.000 español que pugna con el K-2 500 por conseguir la única plaza española libre para los Juegos Olímpicos, ha declarado hoy a EFE que "nadie se atreve" a tomar la decisión de cuál de los dos irá a Pekín.

Hernanz forma pareja junto al palentino Diego Cosgaya en la prueba de K-2 1.000 metros, que disputa la plaza al otro K-2, compuesto por el catalán Saúl Craviotto y el gallego Carlos Pérez Rial, en la distancia de 500.

El palista parragués, perteneciente al Grupo Covadonga, ha lamentado que "alguien no quiera que se haga" un control entre ambas embarcaciones, como fórmula para dilucidar cual de ellas ostentará la representación española en la cita asiática.

A su juicio, el K-2 del que forma parte es una tripulación con más capacidad para competir en ambas distancias, y ha agregado que asume que si esta razón no es suficiente para que su embarcación sea la escogida "habrá que decidirlo en el agua".

Más noticias de Política y Sociedad