Público
Público

El bajo ingreso reduce la sobrevida tras un cáncer de mama

Reuters

Por Amy Norton

Las mujeres con ingresosbajos son menos propensas que las más adineradas a sobrevivir aun cáncer de mama y un nuevo estudio sugiere que el diagnósticotardío explicaría el por qué.

Con datos de más de 100.000 mujeres estadounidenses y condiagnóstico de cáncer mamario entre 1998 y el 2002, el estudioreveló que las residentes en las zonas más pobres tuvieronmenos sobrevida hasta fines del 2005.

Cuando se analizó sólo el factor socioeconómico, lasresidentes de las zonas más pobres eran casi un tercio máspropensas a morir durante ese período que las residentes en lasáreas más ricas.

Al considerar otros factores, el momento del diagnósticoexplicó gran parte de la brecha económica, publicó la revistaBMC Cancer.

Las mujeres con ingresos más bajos eran más propensas a quese les diagnosticara la enfermedad en un estadio más avanzado:en el 13 por ciento de las residentes en las dos zonas máspobres, cuando el cáncer se había diseminado más allá del pechoafectado, y en menos del 10 por ciento de las residentes en lasdos áreas más adineradas.

Estudios previos habían demostrado que las mujeres con losingresos más bajos y con menos educación formal tienen, enpromedio, tasas más bajas de sobrevida tras un cáncer de mama.

Los nuevos datos sugirieron que el diagnóstico tardíoexplicaría por qué, resumió el autor principal del estudio, XueQin Yu, de Cancer Council New South Wales, en Kings Cross,Australia.

También influyó una tasa más baja de uso de tratamientosrecomendados, dijo Yu a Reuters Health por e-mail.

El estudio halló que las residentes en las zonas pobrestendían a recibir menos radioterapia como parte del primertratamiento: 55-58 por ciento de las mujeres en el grupo conaltos ingresos recibió radioterapia versus el 48 por ciento enlos dos grupos con bajos ingresos.

La radioterapia se recomienda para destruir las célulastumorales residuales después de la extirpación quirúrgica de untumor de pecho o la mama afectada.

Se desconoce exactamente la causa de las diferencias en eltratamiento asociadas con el nivel de ingresos. Pero, influiríala falta de seguro médico o una menor calidad de la salud entrelas mujeres con bajos ingresos, así como también el sesgomédico o las tasas más altas de rechazo del tratamiento,escribió Yu.

La etnia también hizo su "modesta" contribución a larelación entre el nivel socioeconómico y la sobrevida tras uncáncer de pecho.

Poco menos del 80 por ciento de las mujeres negras seguíacon vida un año después del diagnóstico, a diferencia del 90por ciento de las mujeres de otras etnias.

Gran parte de la brecha étnica, pero no toda, fue explicadapor las diferencias en el diagnóstico y el tratamiento; losfactores biológicos podrían tener un papel importante, pero Yuaseguró que el estudio no lo confirma.

Según el autor, los hallazgos refuerzan la necesidad deaplicar "intervenciones orientadas" a aumentar el screening delcáncer mamario y a iniciar el tratamiento más tempranamente enlas pacientes con bajos ingresos.

Eso podría incluir educación para la salud y más fondospúblicos para programas de screening dedicados a las mujerescon bajos ingresos o sin cobertura médica, agregó.

FUENTE: BMC Cancer, online 13 de octubre del 2009.

Más noticias de Política y Sociedad