Público
Público

Italia y España se verán las caras en la final del Europeo 2007

EFE

La selección española de fútbol sala se mide mañana a Italia en la final del Europeo 2007 en Gondomar, donde espera consagrarse tetracampeona continental, aunque el equipo de Alessandro Nuccorini llega muy fuerte a esta cita.

El conjunto italiano se presenta en la final absolutamente "enchufado", después de superar con cierta comodidad en la primera semifinal a Rusia, que sólo inquietó a los "azzurri" durante escasos minutos.

Por contra, España sufrió más de lo esperado para ganar a la anfitriona Portugal, a la que sólo puso superar en los penaltis, después de remontar un 0-2 en contra en los últimos seis minutos del encuentro.

Los jugadores de José Venancio López deberán estar concentrados los 40 minutos para no tener sorpresas desagradables de jugadores de la calidad de Foglia o el delantero del Interviú Fadesa Vinicius Bacaro.

Al término del encuentro con Portugal, el seleccionador español reconoció que sus jugadores no habían estado acertados en los últimos metros, lo que podría ser un enorme hándicap si esta circunstancia se repite ante Italia.

El conjunto transalpino ha demostrado ser la mejor defensa del campeonato y sólo ha sufrido un gol en los cuatro partidos que ha disputado hasta el momento.

Para que esta mala puntería no se repita, España se tiene que encomendarse a la calidad de jugadores como Marcelo o Daniel, máximos anotadores del conjunto "rojo", que mañana estrenará la nueva equipación.

Otra de las claves para superar la ordenada defensa italiana será tener calma y buscar las mejores opciones de tiro, y para ese papel Venancio López tendrá en Kike a su prolongación en el campo.

Sobre la cancha estarán además dos de los mejores porteros del mundo, el experimentado Feller y el español Amado, que salvó a España en la semifinal contra Portugal con varias acciones meritorias y deteniendo un penalti en la tanda final definitiva.

Las estadísticas de enfrentamientos anteriores en fases finales de los campeonatos de Europa entre España e Italia muestran un empate a triunfos, con dos victorias para la "roja" en las semifinales de 1996 y 1999.

Por el contrario, Italia se ha llevado los últimos dos enfrentamientos en este marco, el primero de ellos en el Europeo de 2003, cuando los transalpinos jugaban en casa y eliminaron a España en las semifinales (2-1), para, posteriormente, proclamarse campeones.

El último choque se produjo en la fase de grupos del Europeo de 2005, en el que Italia se impuso 3-1 al conjunto español, entonces entrenado por Javier Lozano, que llevó a sus jugadores a conquistar su tercero título continental.