Público
Público

Japón no tiene previsto ampliar la zona de evacuación en Fukushima

Pese a que los niveles de radiación superan en 4.385 veces los límites de seguridad

PÚBLICO.ES/AGENCIAS

El primer ministro japonés, Naoto Kan, ha anunciado que su Gobierno revisará sus planes para construir más centrales nucleares hasta 2030, según la agencia japonesa Kyodo. Kan hace este anuncio después de asegurar que la central nuclear de Fukushima, muy dañada tras el terremoto y posterior tsunami que el pasado 11 de marzo arrasó la costa noreste de Japón, necesitará ser desmantelada por los desperfectos. 

 El Gobierno anuncia que desmantelará la central nuclear

Mientras tanto, los niveles de radiación siguen disparándose, según los últimos análisis de la Agencia de Seguridad Nuclear japonesa, que han revelado que los niveles de yodo radiactivo en el mar superan en 4.385 veces el límite de seguridad. 

Pese a estos nuevos niveles radiactivos, el Ejecutivo nipón no tiene planeado ampliar el área de evacuación de 20 kilómetros en torno a la central. Así lo ha dicho el ministro portavoz, Yukio Edano, quien ha tenido en cuenta los datos del OIEA, para después negar que dichos niveles supongan un riesgo "inmediato" para la salud. 

El propio OIEA se mostró partidaria de que la zona de evacuación se extendiera a 40 kilómetros de Fukushima, hasta el pueblo de Iitate.  

Según Edano, el organismo se ha basado en la contaminación detectada en la tierra, mientras el Gobierno nipón considera que, en función de las mediciones de radiación atmosférica, la situación no entraña un riesgo inmediato para la salud. "Si la situación continúa y se generan riesgos para la salud, tomaremos medidas", afirmó el portavoz, que insistió en que la eventual respuesta del Gobierno "no llegará tarde".

Entre esas medidas, está la de recuperar los cuerpos de unos mil fallecidos por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo. Las autoridades revelaron hoy que algunos cadáveres han estado expuestos a "altos niveles de radiación", como es el caso de una de las víctimas encontrada en la localidad de Okuma, provincia de Fukushima.

Los equipos de búsqueda también están limitados: no pueden pasar demasiado tiempo con el traslado de los restos mortales por los altos niveles de radiación, algo que se hace más difícil si se tiene en cuenta que los operarios deben llevar puestos pesados trajes especiales para no sufrir daños. Las labores de rescate también presentan problemas.

Los operarios no pueden dar sepultura a las víctimas porque podrían contaminar el terreno, según ha afirmado Kyodo News. El Gobierno tampoco ha dado luz verde a la cremación de los cuerpos porque podrían liberar gases radioactivos al exterior.

Más noticias de Política y Sociedad