Público
Público

Jáuregui, número dos del PSOE para el Parlamento Europeo

El diputado vasco era hasta ahora secretario general del grupo socialista en el Congreso de los Diputados

MIGUEL ÁNGEL MARFULL

El cartel europeo del PSOE se redondeó ayer con la inclusión de Ramón Jáuregui, número dos socialista en el Congreso, como segundo del candidato, Juan Fernando López Aguilar, en las listas de las elecciones del 7 de junio.

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, oficializó la sorpresa como ejemplo de la "importancia" que los socialistas confieren a las europeas, que el PP entiende como un plebiscito con Rodríguez Zapatero en la diana.

El fichaje de Jáuregui sorprendió a la infantería socialista en el Congreso, que improvisaba ayer dos explicaciones: la primera, generalizada, atribuye la decisión a la necesidad de reforzar la lista europea del PSOE ante el viento en contra de las encuestas. La segunda, restringida, admite que la relación entre el portavoz socialista, José Antonio Alonso, y su número conocía altibajos.

La dirección socialista rechaza esta última tesis. El carácter sin aristas de ambos abona sus razones. Lejos de explicaciones con doble fondo, el PSOE considera que la larga experiencia de Jáuregui reforzará la candidatura europea, que su reconocimiento es un mensaje a Euskadi en vísperas de que los socialistas tengan su primer lehendakari, y que el peso político de Jáuregui puede ser clave para lidiar con la Presidencia europea que inicia España en 2010. Jáuregui se encontraba ayer fuera de Madrid. Público intentó sin éxito conocer su versión.

El difícil papel de negociador que ha jugado Jáuregui desde la primera legislatura de Zapatero abre una vía de agua en un PSOE sin alianzas en la Cámara, como reconocían algunos diputados atrapados en la discreción hermética de su dirección. Eduardo Madina, diputado por Vizcaya, se perfilaba como el posible sustituto de Jáuregui. Otros dos parlametnarios que se barajaban ayer para el puesto, Antonio Hernando e Inmaculada Rodríguez-Piñero, descartaron ser los sustitutos de Jáuregui.

Con este anuncio comienza a cerrarse la candidatura europea que aprobará mañana la Comisión Federal de Listas, paso obligado antes de que reciba el sábado el visto bueno definitivo del Comité Federal. La ex ministra Magdalena Álvarez y la ex diputada por Cádiz Carmen Romero son dos nombres seguros en la lista. También figurarán Enrique Guerrero, ex asesor de Moncloa, los dirigentes del PSC Raimon Obiols y María Badia, y el senador valenciano Juan Andrés Perelló.

Zapatero congregará hoy en el Congreso a los parlamentarios socialistas para analizar el horizonte y explicar la cadena de relevos iniciada hace una semana. Como prólogo, la dirección socialista se reunió ayer en su primera cita tras la crisis de Gobierno.

"Se ha ajustado el equipo al tipo de partido que tenemos que jugar ahora", explicó la portavoz del PSOE para justificar la remodelación. El "cambio de ritmo" que Zapatero ha pedido a su Ejecutivo "también afecta al Partido Socialista de manera muy clara", admitió Pajín en su estreno formal como portavoz de la Ejecutiva tras la salida de José Blanco a Fomento.

El jefe del Ejecutivo evitó reclamar a su dirección un nuevo impulso a su partido en tono de advertencia. Sí expuso ante los suyos tres obligaciones que convirtió en los tres ejes de la actuación política del Gobierno y el PSOE: "Salir de la crisis, salir fortalecidos y preparar a España para el futuro inmediato", según trasladó Pajín.

Zapatero trazó ante los suyos un discurso en clave económica en el que repasó también, como o un "éxito histórico", el papel internacional de España tras su incorporación al G-20.

 

Más noticias de Política y Sociedad