Público
Público

Juan Cruz alerta contra la contaminación del periodismo por el "lodazal" de internet

EFE

Con casi medio siglo de oficio periodístico a sus espaldas, el escritor y periodista español Juan Cruz advirtió contra la deformación de la profesión, el riesgo de contaminación del "lodazal" de internet y confesó que no sabe cómo dejar el "vicio" del periodismo aunque siente cierto "hartazgo".

Cruz (Tenerife, 1948) se encuentra en Buenos Aires para promocionar "Muchas veces me pediste que te contara esos años" (Alfaguara), una reflexión sobre la vocación periodística, el amor y el paso del tiempo.

Una novela en la que se desnuda simbólicamente y que le hace sentir un poco "más vulnerable", aunque "no me importa", aseguró en una entrevista con Efe en la capital argentina, porque "yo me miro cuando escribo, trato de contarme a mi mismo para ver si me entiendo y si no me muestro tal como soy, cómo me voy a entender".

"Me explico escribiendo", añadió, convencido de que la escritura "siempre ha surgido de un sufrimiento" y de que la mayoría de los autores escriben para "superar un dolor".

Cruz confesó que escribe acerca de sus obsesiones y está ya trabajando en un nuevo libro sobre "el crepúsculo, el fin" visto como el momento en que "empieza a limarse el entusiasmo".

"Ahora tengo una nueva manera de afrontar la vida. Acabo de cumplir 60 años y es un momento más sereno", reflexionó el escritor, que reconoció que el periodismo le sigue "tirando", pero siente "cierto hartazgo", hasta el punto de que "a veces digo, ¿esto hemos hecho con nuestro oficio?, ¿esto era lo que yo quise?".

Pero su pasión por la profesión que estrenó a los 13 años puede más que sus dudas y, aunque admitió que en este periodo de su vida podría sustituir el periodismo por la literatura, "no se cómo se deja este vicio", dijo.

Aseguró que más de una vez se ha sentido decepcionado de la profesión periodística y alertó contra los riesgos del uso indiscriminado de internet, el predominio de la inmediatez sobre la reflexión y la amenaza que fenómenos como el llamado "periodismo ciudadano" suponen para la veracidad de la información.

"Cualquier ciudadano no es periodista", sostuvo, y defendió que, como en el resto de las profesiones, es necesario "gente con experiencia que sepa cuáles son los límites de su poder".

"El poder del periodista es enorme, pero si no se le limita puede ir en contra de él", afirmó Cruz, que responsabilizó a los medios del problema y señaló que "si no rectificamos, vamos al caos" y al "haraquiri colectivo".

"Internet ha abierto un espacio, un lodazal que nadie controla y creo que sería conveniente, para que no contaminara del todo el periodismo, que se controlara", insistió.

"Nos están durmiendo con resúmenes", lamentó el escritor, para quien "internet no es un medio para subrayar ni reflexionar, es un instrumento".

Por eso, apostó por la salud de los periódicos en papel y no cree que el soporte digital pueda acabar con el periodismo tradicional.