Público
Público

El juez investiga a un padre por el golpe de calor que mató a su hijo

EFE

El juzgado de instrucción 5 de Sevilla ha abierto diligencias por la muerte de un niño de 23 meses por un golpe de calor, sufrido tras quedar durante más de tres horas en el interior de un coche al sol mientras su padre asistía a una reunión de trabajo.

Fuentes del caso han dicho a Efe que el suceso ocurrió el pasado viernes 18 de julio, cuando el padre del pequeño, que es profesor en un instituto de Camas (Sevilla), se despistó y se olvidó de dejarlo por la mañana en la guardería.

El niño se había quedado dormido en su sillita del coche y el padre, que había empezado a llevarlo a la guardería a principios de mes, sufrió un despiste en su trayecto habitual y dirigió el coche hacia su lugar de trabajo.

Una vez en el instituto, se olvidó del pequeño y asistió a una reunión para firmar las actas de fin de curso.

Cuando regresó al aparcamiento a las 12.30 descubrió la tragedia y se encontró a su hijo inconsciente.

El pequeño fue trasladado al Centro de Salud de Camas y luego al hospital infantil Virgen del Rocío, donde pasó tres días en coma y falleció el pasado martes con un diagnóstico de golpe de calor, han añadido las fuentes.

El centro hospitalario cursó la denuncia obligada en todos los casos de muerte no natural y el juzgado de instrucción 5 de Sevilla ha abierto diligencias, que se encuentran a la espera del informe de autopsia.

El pequeño sufrió una grave deshidratación pues estos días se registran en Sevilla temperaturas próximas a los 40 grados, que se elevan considerablemente dentro de un vehículo cerrado dejado a la intemperie.

Más noticias de Política y Sociedad