Público
Público

Un juez suspende el partido del Valladolid ante el CAI al no llegar los pases de Bagaric y Touré

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez del juzgado de lo mercantil número uno de Valladolid ha dictado un auto por el que suspende el partido que el Blancos de Rueda tenía que jugar este domingo ante el CAI en Zaragoza, al no llegar los pases de Dalibor Bagaric y Hervé Touré, a pesar de las negociaciones del club pucelano con la FIBA.

Según ha explicado hoy en rueda de prensa el presidente del CB Valladolid, José Luis Mayordomo, el auto obliga a la Federación Española de Baloncesto y a la ACB a suspender el citado encuentro, ya que el Blancos de Rueda "no puede jugar ningún partido si no cuenta con la totalidad de la plantilla".

La justicia ordinaria vuelve a dar la razón al club vallisoletano, que ya cuenta con tres providencias y un auto a favor en relación con el caso Lamont Barnes, inicio de toda la controversia con la FIBA, con el fin de defender a la empresa, que se halla bajo la ley concursal.

Precisamente, el caso Barnes ha sido puesto hoy de nuevo sobre la mesa por el presidente del CB Valladolid, ya que ha supuesto el origen de todos los problemas del club una vez que la FIBA reclamó a éste que abonara al jugador 460.000 euros, mientras que la entidad deportiva considera que solo ha de pagarle 96.000.

Mayordomo ha recordado que "en el contrato de Lamont Barnes estaba claramente reflejado, en el artículo 17, que, en caso de que no obtuviera la nacionalidad española, habría que renegociar las condiciones y, cuando se le desvinculó del equipo, se hizo porque acumuló cuatro expedientes con faltas graves y muy graves".

"Entrar en el proceso concursal ha supuesto una importante ventaja, como es reducir la deuda de 7,4 millones de euros a poco más de la mitad, que se amortizará en varios años, pero tiene como inconveniente que no se puede privilegiar ninguna deuda sobre otra, por lo que no se puede negociar con nadie al margen", ha explicado.

La agencia que representaba a Barnes, U-1st, reclamaba al club la totalidad del contrato y presentó una denuncia ante la FIBA y, si bien el CB Valladolid realizó varias ofertas para intentar resolver la situación antes de acogerse a la Ley Concursal, posteriormente se vio obligado a someterse a los designios del administrador.

De esa polémica surge el bloqueo de los pases internacionales por parte de la FIBA, que tenía que haberlos enviado antes de las 20,30 horas, para que el club pudiera inscribir a los jugadores afectados por la situación: Hervé Touré y Dalibor Bagaric, pero los pases no han llegado y el juez ha ordenado la suspensión del encuentro ante el CAI.

Mayordomo considera que esta suspensión "no supone un triunfo para nadie". "Se trata de una situación muy desagradable que nos hubiera gustado evitar, aunque hemos actuado de forma muy prudente y mirando por el bien común, ya que se podía haber suspendido toda la jornada de ACB", ha matizado.

Ahora el club baraja otras vías que, en opinión de Mayordomo, le hacen albergar "fundadas esperanzas" de que los pases lleguen a tiempo para que el equipo pueda disputar la segunda jornada de liga ante el Lagun Aro, puesto que, tal y como ha dictaminado el juez, "no podrá disputar ningún partido si no están todos sus jugadores".

Más noticias en Política y Sociedad