Público
Público

Leopoldo González-Echenique, designado presidente de RTVE por el Congreso de los Diputados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Congreso de los Diputados ha designado hoy nuevo presidente de la Corporación RTVE al abogado del Estado Leopoldo González-Echenique, quien pasa así a ser el presidente número 32 de RTVE y el tercero desde que es Corporación.

Mediante votación en urna y con el apoyo de CiU, González-Echenique ha logrado 194 votos favorables de los 279 emitidos.

La consejera a propuesta de Izquierda Unida (IU-ICV) Teresa Aranguren, ha contado con el respaldo de siete votos.

En blanco ha habido 74 sufragios y cuatro nulos.

Está previsto que mañana a primera hora y junto a los consejeros a propuesta del PP, María Luisa Ciriza, Fernando Navarrete y José Manuel Peñalosa, así como el propuesto por CiU, Óscar Pierre Prats, tome posesión de su cargo como nuevo consejero de RTVE.

Tras ese acto previsiblemente se celebrará una reunión informal del Consejo de Administración de RTVE en el que Echenique será oficialmente nombrado como presidente de la Corporación.

Con su designación hoy se cierra un proceso de interinidad en el que estaba inmerso RTVE, después de que en julio de 2011 dimitiera, aduciendo razones personales, su antecesor en el cargo Alberto Oliart, quien llevaba menos de dos años en el puesto.

Tras Luis Fernández y Oliart, Echenique se convierte en el tercer presidente de la Corporación RTVE, figura legal que reemplazó al antiguo Ente RTVE.

El 1 de enero de 2007, el Ente pasó a ser Corporación, una sociedad mercantil estatal con especial autonomía e independencia del Gobierno y de la Administración General del Estado que ejerce sus funciones mediante TVE y RNE.

González-Echenique asume la dirección de la Corporación RTVE en un momento muy complejo para la televisión pública con un recorte de su presupuesto anual en 204 millones de euros.

La bajada en el presupuesto llega en un año en el que deberá hacer frente a importantes eventos de interés público, como es el caso de los Juegos Olímpicos de Londres, o a la renovación o no de algunos derechos deportivos.

Además de la ausencia de presidente había cuatro consejeros de RTVE en situación de interinidad, algo que también ha quedado resuelto tras el reciente cambio en la ley impulsado por el Gobierno.

Muy criticado por la oposición, que incluso ha expresado sus "dudas" sobre la legalidad del cambio legislativo, éste permite que el candidato se someta a una primera votación -en la que debería salir adelante por una mayoría de dos tercios- y en caso de que no fuera así, debe ser refrendado por la mayoría absoluta de la cámara 24 horas después.

Para la oposición, con esta reforma se garantiza que quien resulte elegido sea "correa de trasmisión" de quien ocupe en su momento La Moncloa y resta "autonomía" al candidato que salga adelante.

En este sentido, el pasado 11 de junio, cuando Echenique compareció ante la Comisión Consultiva de Nombramientos del Congreso ya advirtió de que no tiene "ni intención ni vocación" de dirigir la política de comunicación del Gobierno y defendió valores como el rigor, el pluralismo y la objetividad.

A su vez defendió a los trabajadores de la Corporación, a los que calificó de "santo y seña" de los contenidos audiovisuales y de "bastión de objetividad, estabilidad y de saber hacer".

Uno de los principales retos de González-Echenique será el de intentar devolver al primer puesto de las audiencias a TVE, un lugar que le arrebató Telecinco en marzo.

Tras seis meses de liderazgo continuado, TVE bajó al segundo puesto con un 12,8 de cuota media de pantalla, mientras que Telecinco se quedó a la cabeza con un 13,9 por ciento.