Público
Público

Llamazares: "Los dioses ciegan a quienes quieren perder"

Izquierda Unida y otros partidos de la oposición como CiU consideran que "es un mero cambio de nombres" y que no implica "un cambio de rumbo"

AGENCIAS

El portavoz de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, ha manifestado que el "recambio" realizado hoy por José Luis Rodríguez Zapatero en su equipo de Gobierno es "sólo un cambio de ritmo" y no el "imprescindible cambio de rumbo en la política económica" que necesita España.

En una rueda de prensa celebrada en el Congreso de los Diputados, Llamazares añadió que los cambios anunciados por Rodríguez Zapatero son una "salida en falso" que no logrará "liderar la sociedad frente a la crisis ni tampoco una mayoría parlamentaria que respalde al Gobierno".

"Es más un cierre de filas que una apuesta por un nuevo rumbo frente a la crisis económica", manifestó Llamazares, para quien los nuevos miembros del Gobierno son personas que "forman más parte del pasado que del presente y el futuro"


Llamazares recordó que, según Plutarco, "los dioses ciegan a quienes quieren perder" y, en este caso, "han cegado al presidente del Gobierno ante el reto de la crisis".

El portavoz de IU no ocultó su sorpresa por el nombramiento de la nueva ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, por considerar que "no plantea una solución a los problemas que tiene el Pacto por la Sanidad y la aplicación de la Ley de Dependencia".

El portavoz adjunto de CiU en el Congreso Josep Sánchez Llibre considera que la remodelación del Gobierno es una "huida hacia delante" para tapar la crisis y un mero "cambio de nombres" que no beneficia a Catalunya, lo que demuestra la "precariedad y la provisionalidad" del Ejecutivo central.

Lo dijo en rueda de prensa media hora después de que José Luis Rodríguez Zapatero anunciara la nueva composición del Gobierno.

Sánchez Llibre estuvo acompañado del también portavoz adjunto de CiU Pere Macias, que subrayó que el nuevo gabinete "no recoge las sensibilidades que convienen a Catalunya". En este punto, subrayó irónicamente la influencia que ha tenido el PSC en todo ello, limitándose a dos funciones: "Obedecer al PSOE y aplaudirle de manera entusiasta".

Sin embargo, el gobierno de la Generalitat ya ha expresado su "voluntad de cooperación" con el nuevo gobierno español surgido de la remodelación ministerial hecha pública este mediodía, y espera que "sea una oportunidad para acelerar los traspasos" de competencias estatutarios que están "encallados".

Más noticias de Política y Sociedad