Público
Público

Madrid exige que "la interpretación de los Estatutos no suponga privilegios"

EFE

La Comunidad de Madrid ha aprobado hoy un decálogo de propuestas para la próxima reforma del Sistema de Financiación Autonómica, entre ellas que "la interpretación de los Estatutos no suponga privilegios económicos y sociales para ninguna comunidad".

El "número dos" del Gobierno madrileño, Ignacio González, ha manifestado al presentar estas propuestas, aprobadas hoy por el Consejo de Gobierno, que las "cesiones" de José Luis Rodríguez Zapatero a sus "socios nacionalistas" para poder gobernar le llevaron a modificar el modelo de financiación autonómica y a sentar las bases de los "privilegios" de unas comunidades respecto a otras.

Las propuestas, que serán enviadas mañana al ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, contemplan que se tenga en cuenta, a la hora del reparto, el número de habitantes de cada región y recuerda que, en Madrid, "viven actualmente casi un millón más de personas que en 1999".

Asimismo, el Ejecutivo regional solicita que se amplíen para todas las comunidades los porcentajes de cesión del IVA, IRPF y de los Impuestos Especiales, que actualmente se encuentran en el 35%, 33% y 40%, respectivamente.

El gobierno madrileño propone que la reforma se consensúe en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, según establece la normativa vigente sobre coordinación financiera (LOFCA), y pide que se apruebe "por unanimidad: por el Estado y las comunidades autónomas, al igual que ocurrió con el modelo aprobado en 2002".

"Esta es la mejor garantía de que el proceso de reforma se hace de manera transparente y ecuánime", ha apuntado el vicepresidente del gobierno madrileño.

La incorporación al nuevo sistema de los recursos económicos de la Atención a la Dependencia; la garantía de que sea "solidario, y garantizando la suficiencia financiera de las comunidades autónomas, con independencia de su capacidad fiscal", son otros de los puntos del decálogo.

Igualmente, destaca la necesidad de que el nuevo sistema sea "justo, lo que implica que la financiación por habitante no debe variar mucho entre las distintas regiones" y exige el cumplimiento del Principio de Lealtad Institucional.

González ha manifestado que ese decálogo resume la postura del Gobierno de Madrid que considera "irrenunciable" que el modelo tenga en cuenta el criterio del aumento de la población, porque Madrid "ha rebasado en la actualidad los seis millones de habitantes".

Igualmente, el Ejecutivo que preside Esperanza Aguirre expresa en ese decálogo su rechazo "más absoluto" a la creación de Agencias Tributarias en cada comunidad autónoma porque "un sistema con 17 agencias distintas generaría una descoordinación en el propio sistema tributario".

Más noticias de Política y Sociedad