Público
Público

"Lo de Mallorca fue una cena"

El Real Madrid no considera que el viaje del pasado sábado sea una falta que vulnere el código interno

L. J. MOÑINO

El Real Madrid no considera que el viaje de Cristiano Ronaldo a Mallorca el pasado sábado para acudir a un famoso restaurante de la isla que combina cenas y copas sea una falta que vulnere el código interno disciplinario del club firmado por contrato por el jugador.

"No vamos a sancionarle. Lo de Mallorca fue una cena y terminó a las 12 de la noche", afirmó a este periódico Jorge Valdano. Cristiano fue fotografiado mientras salía del elitista local isleño, donde le aguardaba en forma de trampa su ex novia, la mallorquina Nereida Gallardo, a la que el luso ignoró ante sus patrocinadas y grabadas provocaciones.

"Lleva un mes en Madrid y es la primera vez que tuvo un rato libre para disfrutar. Lo normal en Cristiano es la profesionalidad. Sabe lo que se está jugando y sólo con verle entrenarse te das cuenta que es consciente de lo que significa el club. Además, es ambicioso y trabaja", aclara Valdano.

Cristiano ha rechazado las invitaciones de dos famosos establecimientos de copas de Madrid precisamente escudándose en el régimen interno del club.

El Madrid considera que el incidente en Mallorca puede ser un aviso que le venga bien al portugués para que recuerde la discreción que le conviene. "Pero es un chico de 24 años y no se le puede encerrar con llave. Tiene una vida normal e igual que se fue a Mallorca, otros se pueden ir a Menorca en su día libre. Y el acoso le puede pasar en cualquier sitio, hasta en una gasolinera. Hay fotógrafos y medios que preparan este tipo de situaciones. Él sabe lo que hay, lo que supone su fama, y su constante es la entrega en el trabajo".

Más noticias de Política y Sociedad