Público
Público

Marbella despide a Roca por no ir a trabajar desde que fue detenido

El PSOE cree que el Ayuntamiento lo tendría que haber echado por sus condenas

RAÚL BOCANEGRA

El Ayuntamiento de Marbella, gobernado por el PP, ha despedido a Juan Antonio Roca, el cerebro del llamado caso Malaya, del puesto de oficial administrativo que aún ocupaba. Los motivos alegados en la resolución de despido, del 24 de agosto pasado, son 'la comisión de una falta muy grave consistente en faltas repetidas e injustificadas a su puesto de trabajo' desde el 31 de marzo de 2006, cuando fue detenido y encarcelado. El PP asegura que, aunque todavía ocupaba una plaza, estaba suspendido de empleo y sueldo, y como consecuencia, no ha cobrado un euro público desde que ingresó en prisión.

El instructor del expediente de despido certifica que Roca tiene dos condenas firmes de prisión por dos delitos de tráfico de influencias, 'por prevalerse de sus relaciones personales' con el ex alcalde de la ciudad Jesús Gil para favorecer económicamente a los promotores de Belmosa, un caso de recalificación de un edificio de apartamentos situado en zona verde. Por este asunto, además de la cárcel, Roca fue condenado a pagar una multa de 2,4 millones de euros.

'Las ausencias al puesto de trabajo por hallarse en prisión configuran la causa de despido disciplinario por faltas injustificadas al puesto de trabajo', concluye el expediente. Roca había alegado el 4 de agosto pasado que no se le podía echar porque se hallaba en situación de prisión preventiva y, por tanto, el contrato de trabajo debía mantenerse hasta que hubiera sentencia firme.

Críticas de la oposición

La oposición socialista en el Ayuntamiento criticó que la decisión se hubiera tomado por no ir a trabajar. El concejal del PSOE Daniel Pérez, que es abogado laboralista, señaló que el despido debería haberse fundamentado en las dos condenas y añadió que el Ayuntamiento debería haber hecho efectivo el despido nada más conocer las decisiones judiciales, informa Efe.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz (PP), replicó que los técnicos y asesores del Ayuntamiento habían alegado los mejores motivos que podían para que, en caso de recurso por parte de Roca, no exista posibilidad alguna de readmisión.

 

 

Más noticias