Público
Público

Marcelino Camacho asegura que "si volviera a empezar volvería otra vez a hacer lo mismo"

EFE

El histórico sindicalista Marcelino Camacho dijo hoy a efe, antes de recibir un homenaje del Partido Comunista de Aragón, que su vida no ha cambiado para "ganar algo o no ganar" y que si volviera a empezar "volvería otra vez a hacer lo mismo".

Marcelino Camacho, fundador, ex secretario general y antiguo presidente de CCOO, que cumplió noventa años el pasado mes de enero, llegó acompañado por su mujer, Josefina Samper, al homenaje que se celebró en la sede del partido, ya que en principio estaba previsto que tuviera lugar en el Parque Grande de la capital aragonesa pero tuvo que suspenderse por la lluvia que ha caído durante toda la mañana en la ciudad.

Antes de comenzar el acto, manifestó a efe que el homenaje tiene "el valor que tiene toda una vida, que después de 73 años militando en el partido (comunista) yo no haya cambiado" porque sigo militando.

Recordó que comenzó en UGT pero que pensaron que "había que crear un sindicalismo de clase más combativo" y surgió una comisión de trabajadores y mineros, que desembocó en una central sindical, Comisiones Obreras, de la que tiene el carné número uno, dijo.

"Mi vida no ha cambiado, tengo el Premio de la Coherencia, que me han dado últimamente", señaló Camacho, y agregó que no ha cambiado para "ganar algo o no ganar, yo he vivido con mi salario y vivo con mi pensión".

El homenaje a Marcelino Camacho, al que asistieron un centenar de personas, se celebró en el marco de la fiesta anual del Partido Comunista de Aragón que este año lleva por lema "Democracia, Revolución, Comunismo".

Al mismo asistieron diferentes representantes sindicales como Jorge Aransanz, de la Ejecutiva de CCOO Aragón; Julián Loriz, secretario general de UGT Aragón; José María Pina, secretario general de OSTA y Jesús Cuartero, secretario general de USO Aragón, además del coordinador general de IU en la Comunidad Autónomas, Adolfo Barrena.

Con este acto, el Partido Comunista de Aragón quiso mostrar a Marcelino Camacho y a Josefina Samper el cariño de todos los trabajadores aragoneses y reconocer su figura histórica, dijo a efe su secretario general Raúl Ariza.

Además, agregó Ariza, es un reconocimiento a un símbolo vivo de la lucha de la clase obrera y del movimiento sindical, un estandarte del movimiento obrero en el estado español, un ejemplo de lucha y compromiso, por lo que merece un reconocimiento amplio de la sociedad y organizaciones sindicales.

Marcelino Camacho es militante del PCE desde 1935, combatiente republicano, y condenado en el Campo de Tánger a trabajos forzosos.

Huido del campo y exiliado en Argelia hasta 1957, cuando regresa a España y comienza a trabajar como obrero metalúrgico y a infiltrarse en el Sindicato Vertical franquista.

Más noticias de Política y Sociedad