Público
Público

Martínez Sarrión analiza las virtudes y los logros del surrealismo

EFE

El escritor Antonio Martínez Sarrión, reconoce que desde su juventud se sintió atraído por el surrealismo, en contraste con la "grisura" de los años 50 de su Albacete natal. Ahora, casi 40 años después de la disolución de esta corriente, acaba de escribir un libro de "amor" sobre este movimiento.

"Sueños que no compra el dinero" es el título de ese cuidado libro, que se ha presentado hoy, coeditado por La Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) y la editorial Pre-textos, y que reúne un inventario personal del autor sobre los logros y fracasos del movimiento surrealista, "el más influyente de todo el siglo XX".

En la presentación del volumen, cuyo título obedece a una idea que repitió Borges acerca de que el surrealismo carecía de poder y de dinero y que sólo tenía la facultad de crear metáforas, Martínez Sarrión estuvo acompañado por el director de la SECC, Jose Martínez Velasco, Juan Manuel Bonet y Luis Eduardo Aute.

Bonet, ex director del Museo Reina Sofía, crítico y experto en las vanguardias, señaló que "Sueños que no compra el dinero" es "un libro de escritor, personal. Escrito en complicidad con los sueños de este movimiento. En él, se explica que sin el surrealismo la sociedad del siglo XX hubiera sido otra".

Martínez Sarrión, nacido en Albacete en 1939, fue uno de los miembros de la generación de los Novísimos, que se agruparon en los 70 en torno a la antología de Castellet, con nombres como Pere Gimferrer, Ana María Moix o Manuel Vázquez Montalbán, entre otros.

El autor explicó que su vocación por el surrealismo nació cuando a los 13 años alguien le dio dos libros: "El Ulises", de Joyce, y "La Metamorfosis", de Kafka.

"Y tras estos libros -precisó- entré en las vanguardias de cabeza con 'El Romancero gitano', de Lorca, para mí la obra más surrealista del poeta. A eso luego añadimos que cuando llegué a Madrid en los años 60, aunque para los demás fuera un páramo, para mí era como llegar a Nueva York o a París, me encontré con los 'postistas', y de ahí mi interés por el surrealismo".

"Sueños que no compra el dinero" se divide en dos partes: "Balance" y "Nombres", a la que se añade una "Cronología" final y una "Bibliografía" ilustrativa.

En la primera parte Sarrión narra los motivos recurrentes del movimiento surrealista y los aspectos que más les interesaron o exploraron ese grupo, como el cine, los sueños, el psicoanálisis, el amor, la religión, o su amor por la vida ociosa.

Y en la segunda parte el autor se adentra en 43 figuras del surrealismo, como Apollinaire, Louis Aragón, André Bretón, Buñuel, René Char, Dalí, Giorgio de Chirico, Manuel Duchamp, Magritte. Octavio, Man Ray o Tristan Tzara, entre otros.

Más noticias de Política y Sociedad