Público
Público

Médicos del Mundo impugna la patente del Sovaldi

La ONG ha presentado una oposición ante la Oficina Europea de Patentes. Alegan que Gilead viola los derechos humanos al exigir precios inasumibles. Si el recurso jurídico tiene éxito, la entrada de genéricos en el mercado podría ser una realidad.

Enfermos de hepatitis C se manifiestan frente a laboratorio que fabrica Sovaldi. EFE

D. M.

Por primera vez en Europa una ONG sanitaria interpone una oposición a la patente de un medicamento. Médicos del Mundo ha presentado hoy una impugnación ante la Oficina Europea de Patentes a los derechos de explotación sobre el sofosbuvir (comercializado por Gilead como Sovaldi). La ONG considerar que el laboratorio “abusa de su patente para exigir unos precios inasumibles por los sistemas de salud”.

La hepatitis C, que causa 12 muertes al día en España, podría ser erradicada en un plazo de tiempo relativamente corto si los fármacos de nueva generación, que tienen unas elevadas tasas de curación, se pusieran a disposición de los enfermos. Sin embargo, el precio de los nuevos tratamientos contra la hepatitis C resulta prohibitivo para la mayoría de pacientes. El laboratorio Gilead, que ostenta la patente del sofosbuvir, cobra 25.000 euros por cada tratamiento en España. En Francia, Alemania o Reino Unido el precio asciende a los 40.000 euros. Sólo en 2014, esta multinacional ganó mas de 21.000 millones de euros.

La falta de registros de enfermos  hace muy dificil dar una cifra que refleje el número exacto de afectados

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre 130 y 150 millones de individuos son portadores crónicos de hepatitis C en todo el mundo. Dentro de la UE, entre 7,3 y 8,8 millones de personas estarían infectadas por el virus. Los expertos calculan que en España unas 700.000 personas pueden portar el virus aunque solo cerca de la mitad habrían desarrollado la enfermedad. La falta de registros de enfermos y la inexistencia de planes de prevención hacen que actualmente sea imposible dar una cifra que refleje el número exacto de afectados.

Si se tienen en cuenta estas estimaciones sobre el número de enfermos,  la irrisoria dotación de 125 millones que Sanidad pone sobre la mesa para financiar los tratamientos hacen que solo haya tratamiento para el 1% de los enfermos.

Si el recurso jurídico presentado por Médicos del Mundo tiene éxito, la producción de genéricos del medicamento contra la hepatitis C en Europa podría ser una realidad. Esta vía ya ha sido utilizada por la sociedad civil en la India y Brasil. En la India, el precio de cada tratamiento es sólo de 150 dólares.

"Cualquier barrera de acceso a medicamentos que puedan mejorar la salud de las personas es una limitación de un derecho humanos"

“Creemos que cualquier barrera de acceso a medicamentos que puedan mejorar la salud de las personas es una limitación de un derecho humanos”, denuncia la ONG en un comunicado.

Para el doctor Jean-François Corty, director de Operaciones de Médicos del Mundo, su acción trata de “defender la universalidad del acceso a los ciudados médicos”. En su opinión, la lucha contra las desigualdades en este campo pasa por preservar un sistema de salud solidario”.

Además de oponerse a los precios, la ONG denuncia que el laboratorio abusa de las patentes porque más que desarrollar el fármaco lo compró.

A su modo de ver, el nivel de innovación que Gilead aportó a la molécula del sofosbuvir es mínima ya que la mayor parte de la investigación fue desarrollada por Pharmasset con fondos públicos. 

Gilead compró Pharmasset en 2012 por más de 11.000 millones de dólares (8.000 millones de euros) y adquirió la patente sobre sus productos.

Más noticias de Política y Sociedad