Público
Público

Merkel pierde a la estrella de su gabinete, el ministro de Defensa, por un escándalo de plagios

EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, perdió hoy a su ministro de Defensa, Karl Theodor zu Guttenberg, estrella de su gabinete y rey indiscutible de la popularidad, por un escándalo de plagios en la elaboración de su tesis doctoral.

De familia aristócrata y multimillonaria, procedente de un pueblo de la Franconia bávara que lleva el nombre de su apellido, Guttenberg dimitió de su cargo tras dos semanas de acoso mediático y un alud de críticas, procedentes al final incluso de sus compañeros de gabinete.

Con calificativos como "Googleberg" o "Barón de Corta y Pega", la prensa alemana, con la sola excepción del poderoso tabloide Bild que le fue fiel hasta el último momento, se lanzó a la carrera por el descrédito del "niño bonito" de la coalición gubernamental, al que muchos veían como delfín de Merkel o, como mínimo, futuro gobernador de Baviera.

"Es el paso mas doloroso de mi vida", dijo Guttenberg, de 39 años, en una comparecencia pública en su Ministerio tras informar sobre su decisión a la canciller federal, Angela Merkel, y al presidente de Alemania, Christian Wulff.

Asimismo afirmó haber "estado siempre dispuesto a luchar, pero he alcanzado el límite de mis fuerzas" a la hora de hacer frente al escándalo y comentó que no podía asumir la responsabilidad de que el debate y las críticas contra su persona acaben perjudicando a los soldados del Bundeswehr, el Ejército federal.

Guttenberg justificó la tardanza en dar este paso por el hecho de que se había concentrado en la complicada labor de llevar adelante la reforma de las Fuerzas Armadas alemanas, para las que este año se ha suprimido el servicio militar obligatorio y se encuentran inmersas en un profundo proceso de recortes y reestructuración.

"Pero si ya solo se trata de (atacar a) mi persona a costa de los soldados no puedo seguir asumiendo esa responsabilidad", dijo el mas joven ministro de Defensa en la historia de Alemania, quien reiteró sus disculpas ante quienes pudieran sentirse ofendidos por la elaboración de su tesis doctoral.

Igualmente expresó su deseo de hacer frente a las demandas judiciales por plagio, aunque estas le cuesten la pérdida de su inmunidad parlamentaria por presuntamente violar derechos de autor.

A Guttenberg, que en 2007 obtuvo la máxima calificación de "suma cum laude" por su tesis doctoral en la Universidad de Bayreuth, le fue retirado ese título académico la pasada semana después de que una comisión de profesores hiciera un estudio preliminar del controvertido texto.

Hasta entonces las críticas contra Guttenberg habían partido de la oposición y los medios, pero desde ese momento cayó definitivamente en desgracia ante los partidos de la coalición, primero del socio menor liberal, luego de los cristianodemócratas de Merkel y finalmente de sus compañeros de la Unión Socialcristiana de Baviera.

Las últimas críticas mas devastadoras partieron ayer de su compañera en el gabinete ministerial y titular de Investigación y Ciencia, Annette Schavan, quien declaró a la prensa que el caso le "avergüenza y no solo en privado".

Incluso el profesor que tuteló su trabajo doctoral, el catedrático Peter Häberle de la Universidad de Bayreuth, le retiró su confianza al reconocer que la tesis del ministro estaba plagada de errores imperdonables y disculparse por haberla estudiado de una manera demasiado superficial.

A la canciller alemana, Angela Merkel, le sorprendió la dimisión de su ministro favorito en la feria informática CeBIT de Hannover, aunque tanto ella como el presidente de Alemania, Christian Wulff, habían sido informados personalmente por Guttenberg de su decisión.

Su sucesión es ahora asunto de los dos partidos de la Unión -cristianodemócratas y socialcristianos bávaros-, que deberán buscar a la persona adecuada para culminar el proceso de reformas del Ejército iniciado por Guttenberg.

Por Juan Carlos Barrena

Más noticias de Política y Sociedad