Público
Público

Las meteduras de pata sobre las violaciones mandan casa a dos miembros del Tea Party

Todd Adkin y Richard Mourdock se quedan sin opciones por sugerir que el que una mujer se quede embarazada después de sufrir nu abuso es deseo de Dios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El congresista Todd Akin y el senador Richard Mourdock han tenido lo que para ellos sería un castigo divino. Ambos, miembros distinguidos del Tea Party, se han quedado fuera del Senado después de sus comentarios acerca de las violaciones y el aborto.

El primero, que aseguró en una entrevista el pasado mes de agosto que el cuerpo de la mujer tiene formas de evitar un embarazo en caso de 'violaciones legítimas', se ha quedado finalmente sin escaño en el Senado tras perder las elecciones frente a la demócrata Claire McCaskill. Akin, miembro de la Cámara de Representantes desde 2001, se presentaba como candidato al Senado por el estado de Missouri.

El ultra dijo que el hecho de que una mujer se quede embarazada tras una violación 'es muy raro'. 'Si es una violación legítima, el cuerpo femenino tiene formas de evitarlo', afirmó sin aclarar a que tipo de abusos se estaba refiriendo.

Akin y Mourdock se han quedado fuera del Senado. Reuters

Akin pidió perdón en varias ocasiones, calificando de 'error' sus palabras y aclarando que una violación 'nunca es legítima', pero no por ello se salvó de la reprimenda de su propio partido, incluido el candidato a la presidencia Mitt Romney. Dirigentes republicanos llegaron a pedirle incluso que renunciase a sus aspiraciones al Senado.

Al mismo tiempo, Richard Mourdock cedió su sitio al demócrata Joe Donnelly. Provida declarado, Mourdock dijo que el hecho de que una mujer se quedara embarazada después de sufrir una violación podía ser 'algo que dios desea'. 

Más noticias en Política y Sociedad