Público
Público

Los miembros COI y las ciudades candidatas a los JJOO de 2016 se reunirán en junio

EFE

Las ciudades candidatas a organizar los Juegos se quejaban de que tenían pocas oportunidades de verse con los votantes del COI que tienen que elegir la sede y el organismo ha atendido sus quejas: en junio de 2009 los miembros de la asamblea que lo deseen podrán reunirse en Lausana con las aspirantes a los Juegos de 2016.

Serán dos días de reuniones técnicas: nada de políticos, nada de deportistas mediáticos, nada de prensa. Sólo reuniones a puerta cerrada entre los representantes de Madrid, Tokio, Río de Janeiro y Chicago y los del COI para que éstos tengan tiempo de sobra de conocer los proyectos, preguntar lo que no saben y aclarar lo que no entienden.

El presidente del organismo, el belga Jacques Rogge, señaló que Madrid, Río de Janeiro, Tokio y Chicago podrán hacer en esa cita una presentación más extensa que la del día de la elección para explicar con detalle su propuesta. Dispondrán de más de una hora para lucirse, en reuniones sin difusión pública.

La idea es que la primera jornada se dedique a presentaciones generales y la segunda a encuentros con grupos más pequeños que se interesen por aspectos concretos de las candidaturas.

"Creo que va a ser muy útil", dijo Rogge sobre el encuentro, previsto para los días 17 y 18 de junio en el Museo Olímpico de Lausana (Suiza).

Mercedes Coghen, consejera delegada de Madrid 16, señaló que la idea le parece buena "siempre que no sea lo mismo que Copenhague", en referencia a la presentación final del 2 de octubre de 2009 en la capital danesa, en las horas previas a la votación.

El secretario general del Comité Río 2006, Carlos Roberto Osório, habló de una "muy buena idea", que permitirá "un contacto más abierto y más informal" con los votantes que el día de la elección.

Por lo demás, las reglas éticas para las candidatas siguen siendo estrictas: no pueden invitar ni visitar a los votantes y no pueden utilizar aún los aros olímpicos en sus logotipos.

Jacques Rogge fue preguntado hoy por el papel que en la elección de Copenhague tendrán los jefes de Estado o de Gobierno, tras las apariciones estelares de Tony Blair y de Vladimir Putin en las votaciones de los Juegos de 2012 y 2014, que se saldaron con la victoria de Londres y de Sochi, respectivamente.

"Lo hemos estudiado", dijo el presidente, "y no podemos impedir que un jefe de Estado vaya a Copenhague. Si tiene interés en ir, lo que haremos es asegurarnos de que su visita se maneja de forma adecuada. Si se va a ver con miembros del COI, será de forma organizada", aseguró.

Respecto a la posibilidad de que se aprueben cambios en el programa olímpico para los Juegos de 2016, Rogge dijo que la ciudad elegida para organizarlos no tendrá opción de expresar sus preferencias, pero consideró que los "expertos" miembros del COI sabrán elegir los deportes más adecuados.

Quedan dos vacantes en el programa de los Juegos, tras la eliminación del béisbol y del sóftbol de los Juegos de 2012, para los que hay siete aspirantes: esos dos deportes más el rugby, el kárate, el golf, el squash y el patinaje.

"Todas las opciones está abiertas. Pueden aprobarse uno, dos o ninguno", señaló Rogge, "y las cuatro ciudades candidatas a organizar los Juegos de 2016 tienen un alto nivel y podrán hacerse cargo de cualquier novedad en el programa".

Sobre la exclusión de Doha como ciudad candidata por proponer la segunda quincena de octubre como fechas para los Juegos, pese a su alta puntuación en otros capítulos, el presidente subrayó que el COI estableció claramente en marzo de 2007 que los Juegos debían organizarse entre el 15 de julio y el 30 de agosto.

"También dijimos que si alguna ciudad quería salirse de esos márgenes debía pedir una excepción y argumentarla. Doha la pidió pero en la Ejecutiva consideramos que sus fechas no podían encajarse en el calendario deportivo internacional. La decisión es sensata y se toma en interés de los atletas, no pensando en agradar o no a un país", destacó.

Rogge alabó el trabajo del grupo de expertos que evaluó las ciudades y garantizó su imparcialidad.

En su comparecencia pública para cerrar las reuniones olímpicas de esta semana en Atenas, Rogge tuvo una cariñosa referencia a la familia real española, como contestación a una pregunta sobre el papel de la realeza en el seno del COI. El heredero danés, el príncipe Federico, aspira a entrar en el organismo el año próximo.

"Primero es un tema de influencia, porque las miembros de las casas reales nos abren muchas puertas en sus países. Pero segundo", comentó Rogge, "es que muchos de ellos son deportivamente muy activos".

Más noticias de Política y Sociedad