Público
Público

La mitad de los fondos para cooperación se destina a países no prioritarios

La Ayuda Oficial al Desarrollo confirma en 2013 su tendencia al desmantelamiento, no solo por los severos recortes sino por la calidad de la ayuda, muchas veces inflada y mal repartida.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

Mapa en el que se observa la distribución de la ayuda española en 2013. OXFAM

La cooperación española agoniza. No solo en cantidad, también en la calidad. La Ayuda Oficial al Desarrollo ha retrocedido a niveles de hace 26 años y se destina, cada vez más, a lugares poco prioritarios. Son parte de los datos recopilados y analizados por Oxfam Intermon, en un nuevo portal digital con todos las cifras referentes a este sector en desmantelamiento.

En la actualidad, nuestro país destina en la ayuda al desarrollo el 0,17% de su Renta Nacional Bruta, una cifra similar a la que se destinaba en 1989 y muy lejos de la meta del 0,7% reivindicada históricamente por las organizaciones humanitarias. El porcentaje de ayuda española al desarrollo ha llevado una línea más o menos ascendente desde principios de los años 90 y llegó a su punto más alto en 2009, cuando se llegó a destinar un 0,46%.

A partir de esa fecha el descenso ha sido drástico. España es, con muchísima diferencia, el país donde más se ha reducido este tipo de financiación. Sólo en cuatro años (entre 2009 y 2013), el Estado ha recortado su ayuda neta al desarrollo un 62,2%. Comparada con otros países que también se han visto gravemente afectados por la crisis económica, la cifra sigue siendo desorbitada: en Portugal e Irlanda, por ejemplo, dos países rescatados por la Eurozona, los recortes han sido del 0,1% y del 11,8% respectivamente.

España destina, actualmente, el 0,17% de su Renta Nacional Bruta a la cooperación

Por ámbitos de actuación hay, claramente, un principal damnificado: la ayuda humanitaria, que es aquella que se da en situaciones de emergencia y para cuestiones básicas de supervivencia: comida, agua, abrigo, atención médica, etc. Para este tipo de actividades, la ayuda se ha reducido un 87% entre 2009 y 2013. Pero no es la única: los fondos de la Ayuda Oficial al Desarrollo gestionados por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) han caído un 67% en ese mismo periodo; y las contribuciones a agencias y programas de desarrollo de las Naciones Unidas se recortaron un 80%.

“España ha mantenido a flote su papel internacional jugando un rol activo en los diálogos sobre los Objetivos post-2015 o el futuro de la cooperación, pero su credibilidad se ha desplomado al desatender a millones de personas debido a la falta de compromiso económico en la lucha contra la pobreza”, asegura Jaime Atienza, director del departamento de campañas y ciudadanía de Oxfam Intermón.

Poca cantidad y de mala calidad

Pero si la cantidad se ha visto mermada, la calidad de esa ayuda no parece mucho mejor. Según los datos recogidos por la organización, en 2013 la mayor parte de los receptores de la cooperación española fueron países “poco prioritarios” y al menos la mitad de los fondos oficiales se destinaron a estos lugares.

"El IV Plan Director de la Cooperación Española (2013-2016) hizo una apuesta por la concentración de la ayuda en 23 países prioritarios. En su primer año de vigencia (2013) el 50% de la AOD bilateral española especificada por países se destinó a alguno de estos 23 países, cuando el objetivo marcado es del 75%", señala la ONG en sus valoraciones.

Por si fuera poco, al menos un 43,6% del total de la Ayuda Oficial al Desarrollo bilateral es ayuda inflada, es decir, partidas de baja calidad incluidas en el presupuesto que, en realidad, no deberían computar como ayuda. En 2013, España fue uno de los países que más infló su ayuda bilateral, fundamentalmente porque condonó una deuda a Costa de Marfil por valor de 176,2 millones que computó dentro del presupuesto.

“Hemos roto el suelo. 2015 debe ser el año cero para la cooperación española del futuro, con el compromiso de todos los partidos ante las elecciones autonómicas y nacionales”, ha afirmado Chema Vera, director de Oxfam, durante la presentación del nuevo portal de la ONG, versión digital del histórico informe ‘La realidad de la ayuda’ que publica la organización desde hace 20 años.

Más noticias en Política y Sociedad