Público
Público

Montilla descarta el anticipo electoral mientras la oposición ve un gobierno débil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente catalán, José Montilla, ha cortado en seco las especulaciones sobre un posible adelanto electoral en Cataluña tras la crisis abierta en ERC, mientras que la oposición (CiU, PP y C's) ven a un gobierno "débil" e "inestable", en una especie de "via crucis" a la espera del congreso de Esquerra.

Montilla ha comparecido a petición propia en la comisión primera del Parlament para dar cuenta de la sustitución de Puigcercós por Jordi Ausàs al frente de la conselleria de Gobernación, después de que el secretario general de ERC decidiese de forma voluntaria abandonar el ejecutivo para fortalecer a su partido ante el varapalo recibido en las generales, decisión que ha abierto una dura pugna entre él y Josep Lluís Carod-Rovira por el control de la formación.

En una breve intervención inicial, Montilla ha querido "dejar claro" que "la dirección de ERC ha reiterado en todo momento" que la decisión de Puigcercós "no significa de ninguna de las maneras una alteración de su compromiso político con el gobierno de Entesa".

"Por tanto, estoy en condiciones de garantizar que el compromiso del conjunto de fuerzas que dan apoyo al gobierno de la Generalitat, con la estabilidad que ha presidido en el gobierno desde las elecciones, sigue inalterable, al igual que el compromiso de las fuerzas con el gobierno y con su hoja de ruta.

Esto ha sido redoblado poco después por la diputada de ERC Patrícia Gomà, que ha garantizado que su partido no pondrá en peligro la estabilidad del gobierno tripartito en Cataluña.

Por su parte, el diputado de ICV-EUiA Lluís Postigo ha dado el aval de su grupo al nuevo conseller Jordi Ausàs, por tener un buen perfil para llevar a cabo todo el trabajo pendiente.

A pesar de que algunos consellers del ejecutivo catalán admiten en privado su preocupación por lo que pueda pasar en el congreso que ERC ha avanzado a junio, fuentes socialistas consultadas por Efe insisten en descartar un adelanto electoral, al menos vinculado al congreso de ERC, ya que creen que los republicanos, sean del sector que sean, deben de ser los menos interesados en avanzar ahora las catalanas tras el varapalo sufrido el pasado 9 de marzo.

Las fuentes consultadas han dicho estar más preocupadas por cómo pueda afectar a la cohesión interna del gobierno catalán un mal pacto sobre financiación autonómica o una sentencia del Tribunal Constitucional contrario al nuevo Estatuto catalán.

En su turno de intervención, el líder de CiU, Artur Mas, ha advertido al presidente de la Generalitat de que la sustitución de Joan Puigcercós "debilita al gobierno" y provoca "inestabilidad".

Mas se ha preguntado qué garantía tiene el presidente de la Generalitat de que en el congreso de ERC, previsto para junio, no se pueda cuestionar la continuidad del actual gobierno catalán.

En opinión del líder de CiU, "hay una crisis abierta por los malos resultados del gobierno tripartito en las elecciones, y esto puede llevar a una cierta parálisis añadida" a la que ya existía.

Para Mas, lo que debería hacer el gobierno catalán "es sustituir la lógica del poder por la lógica del país, que es muy débil".

En sentido análogo se ha expresado el portavoz del grupo de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, que ve "falta de autoridad".

Por su parte, el presidente del PPC, Daniel Sirera, ha advertido a Montilla de que está "más solo" debido a la "crisis" de ERC.

"Nos hubiese gustado mucho que no hubiese venido solo. Pero usted está más solo hoy que el pasado domingo", ha dicho Sirera.

Sirera ha interrogado a Montilla sobre quién es su interlocutor en ERC, después de que Puigcercós y Josep Lluís Carod-Rovira hayan aireado su pugna interna por hacerse con el control de ERC.

Por su parte, el presidente de Ciutadans (C's), Albert Rivera, ha asegurado que hay "inestabilidad" en el gobierno.

En los turnos de réplica, el presidente catalán y el jefe de la oposición se han lanzado duros reproches.

"Ustedes hablan de Govern en crisis y seguramente la crisis la tienen ustedes", ha espetado Montilla a Mas, y ha añadido: "usted piensa que somos unos okupas y que ustedes son los propietarios del país", y "debemos ser desalojados lo antes posible".

Montilla ha reiterado que "el gobierno y Cataluña son más fuertes después del 9 de marzo", frente a un proyecto de Mas de la "casa grande del catalanismo" que no apoya ni Josep Antoni Duran Lleida.

En su replica, Mas ha afirmado: "Nosotros no hemos dicho en ningún momento que su gobierno no sea legal y legítimo, y tampoco les hemos acusado de ser un gobierno de okupas".