Público
Público

Los Mossos desmantelan una fiesta ilegal con 500 jóvenes junto a una ermita en Llagostera

EFE

Los Mossos d'Esquadra han desmantelado hoy una "rave" -fiesta ilegal al aire libre- en la que participaban unos 500 jóvenes junto a una ermita en la localidad de Llagostera (Girona), a la vez que han interceptado dos autobuses más que se dirigían hacia este lugar con más asistentes.

Poco después de las ocho de esta mañana, los Mossos han recibido el primer aviso de que podría estar celebrándose una fiesta ilegal en la zona de la ermita de Sant Grau, en el término municipal de Llagostera, situada entre esta localidad y el de Tossa de Mar, ya que se ha había detectado mucho movimiento de personas y vehículos.

Los agentes que se han desplazado al lugar han podido comprobar que efectivamente se estaba celebrando una rave que ya había congregado a unos 500 asistentes.

Hasta la zona de la ermita, a la que se accede por una pista forestal asfaltada excepto en su último tramo, habían llegado unos 120 vehículos, mayoritariamente turismos, aunque también había alguna autocaravana y furgonetas, además de dos autobuses que la policía ha interceptado cuándo se dirigían a la fiesta.

Los Mossos d'Esquadra han parado la rave y han levantado un acta administrativa por la celebración de una fiesta no autorizada.

Según han explicado fuentes de la policía autonómica, los asistentes han ido abandonando el lugar sin provocar incidentes, y antes de las cuatro de la tarde se ha dado por cerrado el dispositivo policial.

En el lugar de los hechos había montadas tres mesas de sonido, que permitían a los asistentes escoger entre tres ambientes diferentes en la fiesta.

Según los Mossos, algunos indicios apuntan que los organizadores preveían que la rave se alargase durante algunos días, ya que han encontrado neveras de cocina conectadas a grupos electrógenos para proveerse.

Más noticias de Política y Sociedad