Público
Público

Mueren dos personas en Siria pocas horas después de la llegada de observadores de la ONU

EFE

Al menos dos personas murieron hoy en la ciudad central de Hama en Siria por las fuerzas del régimen del presidente, Bachar al Asad, oocas horas despues de la llegada de los primeros observadores de Naciones Unidas, según grupos opositores sirios.

Dos jóvenes fallecieron esta madrugada en el barrio de Al Taaunia de Hama por disparos de los francotiradores del régimen sirio sobre su vehículo, explicó la red de activistas Comités de Coordinación Local.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos confirmó este suceso y añadió que hay una operación de detenciones indiscriminadas por parte de las fuerzas sirias de seguridad en esta misma ciudad.

Por otra parte, en la ciudad de Idleb (noroeste) esta noche se desencadenaron fuertes enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad sirias y soldados desertores, mientras que los barrios de Al Jalidya y Al Bayada en la bastión opositor de la ciudad central de Homs sufrieron fuertes bombardeos, añadió el Observatorio.

Estos bombardeos vienen después de que ayer el Ejercito Libre Sirio (ELS), compuesto por rebeldes contrarios al régimen de Al Asad, anunciara la creación de su primer consejo militar local, localizado en Homs.

En un comunicado al que tuvo acceso Efe, el grupo señaló que esta nueva sección regional está comandada por el portavoz del ELS en Siria, el coronel Qasem Saadedin, quien recibirá asesoramiento de otros cuatro militares, dos de ellos con rango de coronel.

Un grupo de seis observadores llegó anoche a Siria para supervisar el pleno cumplimiento del plan de paz del enviado especial Kofi Annan, después de que el Consejo de Seguridad aprobase por unanimidad su primera resolución sobre la crisis siria, que supone el envío de una avanzadilla de 30 observadores militares no armados.

El plan de paz, propuesto por el mediador internacional Kofi Annan, estipula el fin de la violencia, la liberación de los detenidos arbitrariamente, el repliegue de las tropas de las ciudades, garantías para el suministro de ayuda humanitaria y la apertura de un diálogo político, entre otros puntos.

Se espera que los observadores comiencen sus tareas sobre el terreno a partir de hoy, cuando deberán sumarse otras dos personas a la misión, aunque el número total ascenderá hasta los 25 o 30 miembros en los siguientes dos días.

Desde que comenzaron las protestas contra el régimen de Al Asad, en marzo de 2011, más de 9.000 personas han muerto, 200.000 se han visto desplazadas a otros lugares del interior del país, y unas 30.000 se han refugiado en los estados limítrofes, según datos de la ONU.

Más noticias de Política y Sociedad