Público
Público

Nuevas evacuaciones por el incendio y riesgo de explosión de gas tras el derrumbe de un edificio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un incendio y el riesgo de una explosión de gas ha llevado a la policía noruega a evacuar a la población en un radio de 200 metros del edificio de seis plantas que esta madrugada se derrumbó en la localidad de Ålesund, en la costa occidental.

Las dificultades para sofocar las llamas y la fuga en un tanque de propano en el sótano hacen que el peligro de explosión sea "inminente", declaró a la agencia NTB Kjell Kvernseth, jefe del operativo policial.

Las labores de búsqueda de los cinco desaparecidos en el derrumbe se mantienen paralizadas desde hace horas hasta que los expertos puedan analizar la situación, aunque Kvernseth ha calificado de "mínimas" las posibilidades de encontrar a supervivientes.

Varios edificios anejos y una guardería próxima habían sido desalojados con anterioridad.

El incendio ha impedido también que los geólogos inspeccionen el lugar para determinar la causa del derrumbe, que se cree fue debido a un desprendimiento de tierras.

Dos vecinos del edificio permanecen ingresados con heridas leves en el hospital local, mientras otros 20 que salieron por su propio pie o fueron rescatados por los bomberos ya fueron dados de alta.

Las autoridades han decretado la situación de alarma y han puesto en marcha un amplio despliegue que incluye además a personal de Protección Civil, equipos de rescate y perros especializados en salvamento.

Testigos señalaron que poco antes de derrumbarse el edificio tuvo lugar un corrimiento de tierras y que masas de tierra y grandes rocas cayeron de una montaña cercana sobre el edificio siniestrado.