Público
Público

Obama alaba el compromiso europeo con el crecimiento y la unión bancaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, alabó hoy el compromiso de la eurozona con la adopción de políticas de crecimiento y con una mayor integración financiera y bancaria, al subrayar que la solución a su crisis se debe tomar en Europa, "no en el G20 ni en Estados Unidos".

Los europeos saben que deben tomar "pasos inmediatos que les den tiempo y espacio" para las reformas estructurales necesarias para mantener en pie y fortalecer la zona euro, afirmó Obama en una conferencia de prensa al término de la cumbre del G20 en Los Cabos (México).

"Cambiar la psicología de los mercados es muy difícil, pero las herramientas están disponibles", destacó Obama al admitir lo complicado que está resultando resolver la crisis europea, la mayor amenaza actual para la economía global.

El mandatario alertó de que ninguna de las medidas que puedan tomar los europeos va a ser "una bala de plata" que resuelva los problemas en las próximas semanas o meses, pero cada paso indica que "se están moviendo hacia una mayor integración en lugar de a una ruptura".

Los europeos "entienden lo que está en juego, entienden por qué es importante tomar medidas audaces y decisivas, y estoy confiado" en que podrán resolver la crisis, resaltó Obama.

Antes de la intervención de Obama, un alto funcionario estadounidense que habló bajo anonimato afirmó que los líderes europeos están trabajando en una respuesta a la crisis "más contundente" de lo previsto inicialmente que esperan dar a conocer en la cumbre que celebrarán en Bruselas a finales de junio.

Europa se está acercando a decisiones importantes para estabilizar la zona euro que incluyen un marco más sólido para fortalecer el sistema financiero y apoyo a países como España e Italia para que puedan pedir prestado a tasas sostenibles, según dijo después el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner.

La cumbre que los europeos tendrán la próxima semana en Bruselas será "crucial", en palabras de Geithner.

A juzgar por las afirmaciones de los funcionarios estadounidenses y por la declaración final de la cumbre del G20, Obama ha conseguido en Los Cabos uno de sus objetivos: un pacto por el crecimiento global y el compromiso de los europeos de tomar más medidas para que su crisis no se expanda a EEUU y a otros países.

Obama se jugaba mucho en esta cumbre, que probablemente será su última cita internacional hasta después de las elecciones presidenciales del 6 de noviembre en EEUU.

Sus posibilidades de reelección están ligadas a la recuperación de la economía estadounidense, todavía débil y que a su vez depende estrechamente de la evolución de la crisis europea.

Hoy reconoció que esa crisis "tendrá potencialmente algún impacto" en las elecciones en EEUU, pero anotó que su mayor preocupación no es esa, sino la creación de empleo en el país.