Público
Público

Obama mete a EEUU en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

El organismo se creó hace tres años y desde un primer momento fue boicoteado por la Administración de George W. Bush

PÚBLICO.ES/EP

Desde que Barack Obama se instalara en la Casa Blanca parece claro un cambio de rumbo de Estados Unidos en cuanto a su política de Derechos Humanos respecto a la antigua Administración republicana de George W. Bush.

Después de tomar medidad para cerrar la cárcel de la Bahía de Guantánamo en Cuba, la última decisión del presidente también parece dejar patentes sus intenciones para hacer un 'lavado de cara' a la política exterior norteamericana . Obama  ha logrado algo histórico al conseguir que se aprobara la candidatura estadounidense para convertirse a partir de junio en uno de los nuevos integrantes del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el organismo que fue creado hace tres años y que desde un primer momento fue boicoteado por la Administración de George W. Bush.

Aunque sólo hacían falta 97 votos, que confieren la mayoría absoluta de los 192 miembros de la Asamblea General, la candidatura de EEUU ha recibido el apoyo de 167 países en la sede de la ONU, en Nueva York, y a partir de junio ocupará un asiento durante tres años en el organismo, con sede en la ciudad de Ginebra.

"El Gobierno y el pueblo estadounidenses están muy comprometidos con el respeto a los Derechos Humanos. Y aunque reconocemos que el organismo es imperfecto y que no ha mostrado todo su potencial, esperamos trabajar y contribuir desde su interior", afirmó la representante permanente de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Susan Rice, al término de la votación.

La embajadora Rice, que aseguró que a partir de ahora se trabajará para mejorar el funcionamiento de este organismo, reconoció que su país tampoco ha sido perfecto en esta materia, pero renovó el compromiso de Estados Unidos de defender los valores y principios de protección de los Derechos Humanos y apoyo a la democracia que han marcado siempre al pueblo estadounidense.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, y Susan Rice habían anunciado el pasado 31 de marzo la decisión de Estados Unidos de presentar su candidatura para que el organismo fuera más efectivo en la promoción y protección de los Derechos Humanos. "Quienes sufren abusos y opresión necesitan que este organismo sea más equilibrado y creíble", indicó entonces la embajadora.

Junto a la de Estados Unidos, hoy también fueron aprobadas las candidaturas de Noruega y Bélgica, que ocuparán los asientos correspondientes a la cuota de países del Hemisferio Occidental que dejarán vacíos a partir del 19 de junio Canadá, Alemania y Suiza. También entrarán por primera vez en el Consejo Hungría y Kirguistán, por el cupo de países de Europa del Este y Asia, respectivamente.

En la votación secreta celebrada este martes había en juego 18 asientos y un total de 20 aspirantes. Los cinco países mencionados anteriormente lograron por primera vez ocupar uno de los 43 asientos que componen el Consejo y trece fueron reelegidos, entre ellos Cuba, China, Arabia Saudí y Rusia, por un segundo periodo consecutivo de tres años.

El Consejo, que sustituyó a la Comisión de Derechos Humanos, fue creado el 15 de marzo de 2006 en una votación de la Asamblea General en la que se opusieron Estados Unidos, Israel, Palau e Islas Marshall, y se abstuvieron Bielorrusia, Irán y Venezuela.

Su objetivo principal es abordar los asuntos relacionados con las violaciones de Derechos Humanos y hacer recomendaciones al respecto.

 

Más noticias de Política y Sociedad