Público
Público

Las ONG piden frenar el Plan de Infraestructuras

Los ecologistas califican el PEIT de "despilfarro destructor de la biodiversidad"

MARTA DEL AMO

"El peor enemigo de la biodiversidad y de la lucha contra el cambio climático". Las cinco principales organizaciones ecologistas de España denunciaron ayer que el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), que prevé invertir 19.304 millones de euros hasta 2020, es un "despilfarro innecesario" y que, además, no atiende a criterios medioambientales, por lo que reclamaron al Gobierno una "moratoria" parafrenarlo.

El PEIT se aprobó en 2005, y ya entonces los grupos ecologistas presentaron una queja ante la Comisión Europea (CE) por no incluir en su evaluación el impacto sobre los espacios de la Red Natura 2000. La CE emprendió entonces un proceso sancionador contra España, que aún sigue abierto. El Ministerio de Fomento, mientras, ha actualizado el PEIT, pero el propio documento establece que la actualización no incorpora "modificaciones sustanciales". Por ello, estos mismos grupos ecologistas solicitaron ayer su paralización para que se base en la "racionalidad" y en las necesidades de la población.

Más emisiones

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/Birdlife y WWF-España manifestaron que el PEIT es "el primer agente de destrucción de la biodiversidad española", ya que estimula el transporte por carretera, aumentando las emisiones de CO2 al tiempo que fragmenta los ecosistemas a su paso. "La política de infraestructuras ha provocado un aumento del 80% de las emisiones de efecto invernadero entre 1990 y 2006", afirmó la portavoz de Greenpeace, Sara Pizzinato. El 25,4% de las emisiones en España se debe al transporte y dentro de esta cifra, el 89,2% corresponde al transporte por carretera.

La versión inicial del Plan establece la construcción de 6.000 kilómetros de autovías y 9.000 kilómetros de líneas de alta velocidad. Estos tramos se sumarán a los más de 13.500 kilómetros de autopistas y autovías existentes, que convierten a España en el país de Europa con más kilómetros de este tipo de carreteras. Además, la ampliación ferroviaria implica que en 2010 España será el primer país del mundo en número de kilómetros de línea de alta velocidad, por delante de Japón. Las ONG creen que muchas de estas vías son "innecesarias" y atienden a intereses políticos.

Los portavoces destacaron la situación de Extremadura, donde se concentrarán cuatro de los proyectos de mayor impacto. Además, la ampliación del Puerto Norte de Valencia afectará gravemente a la Albufera y a las playas del sur del puerto. "El Plan debe estar enfocado a gestionar la demanda de infraestructuras, no simplemente a aumentar la oferta", concluyó el responsable de WWF-España, Luis Suárez.

Los ecologistas han destacado el estado de Sierra Morena, un amplio espacio natural cuyos límites son atravesados por laA-66, la A-4, la A-32 y por la línea de AVE Madrid-Sevilla.

Además de las vías que ya existen, el Plan pretende aprobar la A-83 y la N-433, que además atravesarán la sierra de Aracena, declarada parque natural y reserva de la biosfera. El PEIT también incluye dos nuevos ramales de la A-81, que cruzarán una zona donde se va a reintroducir el lince este otoño.

La Junta de Andalucía tiene en fase de proyecto la propuesta para la A-461, que podría sustituir a la A-83 propuesta por Fomento. Los ecologistas temen que se lleven a cabo ambos proyectos.

Más noticias de Política y Sociedad