Público
Público

"Si optas por la moral en la guerra estás muerto"

Samuel Maoz, director de 'Lebanon', mantiene que su película, gran ganadora de laMostra, es una visión íntima de la guerra y no un filme político

CARLOS PRIETO

El 6 de junio de junio de 1982 el soldado del Ejército de Israel Samuel Maoz mató a un hombre durante la invasión del Líbano. En la línea de filmes israelíes recientes como Vals con Bashir (Ari Folman, 2008), Maoz ofrece en Lebanon una visión de la guerra como trauma personal, alejado de toda asunción de responsabilidades políticas.

Como ya ocurrió durante la rueda de prensa de presentación donde el cineasta fue preguntado por su opinión sobre la guerra y se hizo el loco,Maoz evita durante la entrevista realizar ningún tipo de valoración política de su historia, más allá de presentar a los soldados israelíes como víctimas y hacer una condena genérica de la guerra, como si fuera una especie de plaga o maldición bíblica sufrida por todos, pero de la que nadie es responsable.

¿Por qué tardó tanto en hacer el filme?

Necesitaba tiempo para poder distanciarme de la historia y que mi implicación emotiva no lastrara el filme, aunque uno nunca puede escapar del todo de su memoria emocional.

¿Todo lo que cuentaen la película es cierto?

«No es una película política. No hay chicos buenos y chicos malos»

Algunas partes sucedieron de verdad y otras no. No quería rodar una película con ínfulas de documental sino recrear una experiencia traumática.

¿Ver el filme le sirvióde terapia?

La terapia fue hacerla. Tenía un peso dentro de mí. Me sentía responsable de lo que hice el día que maté a un hombre. Fui yo quién apretó el gatillo, aunque no tuviera otra opción. Pero creo que no necesitaba tanto ser perdonado como sentirme aliviado.

¿Se reconoce usted en el joven soldadoque fue un día?

El filme habla sobre el conflicto entre tu instinto de supervivencia y la moral. Es ridículo tratar de conducirte en una guerra a través de unas normas morales. Tienes que tomar partido... para sobrevivir. Si optas por la moral estás muerto. No tengo nada que reprochar a la persona que era yo entonces. La fórmula de la guerra es primitiva y efectiva: cuando corres peligro disparas y matas. El soldado también es una víctima.

¿Cuáles son las connotaciones políticas de la historia? ¿Es una guerra sin responsables?

Esa es una pregunta política [el actor Yoav Donat, álter ego del director en la pantalla, interviene para reprender al periodista].

Pero hablamos de una película sobre soldados israelíes luchando en la guerra del Líbano...

No es una película política. No hay chicos buenos y chicos malos. El tipo malo es la guerra en sí. Todos los muertos son víctimas.

Pero en el filme parece haber metáforas políticas. El tanque se detiene junto a una agencia de viajes en ruinas y el soldado ve por el visor una fotografía de las Torres Gemelas...

Simplemente quería mostrar el contraste entre estar encerra-do en el tanque y, de pronto, observar que afuera hay un mundo que sigue estando en marcha.

Si no se pueden hacer lecturas políticas de Lebanon, ¿diría usted que no es una película contra la guerra?

¿Qué quiere decir? Yo estoy totalmente en contra de la guerra...

Más noticias de Política y Sociedad