Público
Público

Ordóñez reclama un recorte "profundo" del gasto público

El gobernador del Banco de España pasa de puntillas por la reforma del despido y plantea que cada empresa negocie su convenio

VIRGINIA ZAFRA

Si al Gobierno le quedaba alguna duda de que tiene que acometer de forma urgente una reforma laboral para sacar al país de la crisis, el Banco de España y el Fondo Monetario Internacional (FMI) le dejaron ayer claro que no hay posibilidad de no hacerla y le instaron a ejecutarla cuanto antes, digan lo que digan sindicatos y empresarios.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ya se lo había pedido con anterioridad, pero ayer concretó sus exigencias y fijó como prioridad la reforma de la negociación colectiva. Pasó, incluso, de puntillas por la reforma del despido (sólo dijo que hay que mejorar la contratación pero sin alterar las indemnizaciones de los ya contratados) para centrar todas sus recomendaciones en ese ámbito, que considera 'la reforma más urgente'. A su juicio, 'hay que conseguir que, sin mayores complicaciones, los trabajadores de cualquier empresa puedan acordar con sus empresarios lo que más les convenga'. De esta forma, podrían pactarse, por ejemplo, rebajas salariales a cambio de que la compañía no cierre o no despida a nadie, algo que en este momento impiden muchos convenios colectivos.

Aboga por reformas estructurales en las partidas presupuestarias

Para lograr este reto, no es necesario acabar con los convenios sectoriales ni regionales, sino únicamente dejarlos como red de seguridad para cuando no hay acuerdo en las empresas, dijo Ordóñez, quien defendió que con esta fórmula se podría 'detener la sangría del paro' y también se aumentaría la competitividad y productividad de las empresas y se lograría, por tanto, elevar los salarios de forma duradera. Esta reforma es, a juicio del gobernador, especialmente necesaria en las pequeñas y medianas empresas, que sufren una gran falta de flexibilidad, aseveró.

El FMI también insistió ayer en la necesidad de reformar el mercado laboral en España, lo que consideró 'clave' para materializar la recuperación económica. En opinión del director de estudios de la organización, Jörg Decressin, España perdió su competitividad 'durante el largo boom económico', por lo que ahora está obligada a 'flexibilizar salarios' para poder alcanzar el paso de sus países vecinos. 'El ajuste en la mano de obra no debe venir por la cantidad sino por precio', señaló el directivo durante la presentación en Washington de las previsiones económicas para el mundo en 2010, informa Belén Carreño. España será el único de los grandes países que no crezca en 2010 y lo hará tímidamente en 2011 (ver información adjunta). En anteriores informes, el FMI ha criticado la dualidad del mercado laboral y la rigidez de la negociación colectiva.

El FMI recomienda a España flexibilizar salarios para elevar su crecimiento

El gobernador del Banco de España consideró factible hacer a corto plazo las reformas que tanto él como el FMI están reclamando, aunque le parece más difícil conseguir el otro reto ineludible para la economía española: reconducir el déficit a niveles sostenibles.

Fernández Ordóñez advirtió de que, en este caso, no será suficiente con los habituales planes de recorte de costes, 'por ambiciosos que sean'. Ahora será imprescindible dijo acometer reformas estructurales profundas en cada una de las partidas de gasto. Se trata de un mensaje que pareció específicamente dirigido al Gobierno, que está elaborando un plan de austeridad presupuestaria, pero dijo que en este esfuerzo deben implicarse también los partidos de la oposición, las comunidades autónomas, las corporaciones locales, los reguladores, los trabajadores, los empresarios, los sindicatos y las patronales. 'Es un momento histórico en el que si hacemos lo que tenemos que hacer podemos aumentar nuestro potencial de crecimiento, mientras que si las reformas llegan tarde o son insuficientes, nuestro futuro es, sin duda, preocupante', dijo Fernández Ordóñez, quien, pese a todo, aseguró sentirse 'optimista'.

Más noticias