Público
Público

La Policía busca a Marta en una zona más alta pero sigue sin hallar indicios

EFE

La Policía Nacional ha continuado hoy la búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo en la llamada Ruta del Agua, en las cercanías de Camas (Sevilla), en una zona más alta del tramo, pero sigue sin encontrar indicios del paradero del cuerpo.

El dispositivo de búsqueda, que ha finalizado su segunda jornada poco antes de las 14.00 horas, ha llevado a cabo hoy las tareas de inspección ocular en la parte superior del tramo, en las cercanías de Castilleja de Guzmán, según han informado a Efe fuentes policiales.

El abuelo de la joven, José Antonio Casanueva, ha estado en el lugar presenciando la búsqueda, mientras que el padre, Antonio del Castillo, que estuvo ayer, no ha ido hoy.

Casanueva ha dicho a los periodistas que hay que ser "cautelosos" y esperar a que los agentes hagan su trabajo, porque entiende que no entre maquinaria en el lugar hasta que no se encuentre algo.

Ha explicado que la búsqueda seguirá en partes superiores hasta el nacimiento de un riachuelo que hay junto a Castilleja de Guzmán y que después se inspeccionarán los colectores que hay más abajo.

La inspección se reanudará mañana a las 9.00 horas con los mismos efectivos, alrededor de setenta agentes de la Policía Nacional del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES), de la unidad de subsuelo y de la Policía Científica, apoyados por guías caninos, la unidad de caballería y una unidad de intervención policial.

Durante la semana que durará la búsqueda, la Policía Científica estará presente en el lugar con un laboratorio móvil para analizar en el momento cualquier prueba que se pueda encontrar.

En caso de que se hallara algo, la Policía Nacional lo pondría en conocimiento de la autoridad judicial y del Ministerio Fiscal, que decidirían qué hacer y si hay que acudir al lugar con maquinaria para comenzar una excavación.

El operativo se ha puesto en marcha después de que el juez haya ordenado inspeccionar este lugar, a escasos quinientos metros de la casa de la menor que era novia de Miguel Carcaño -condenado a veinte años de cárcel por la muerte de Marta- y donde él vivía en 2009 cuando se produjo el asesinato.

Más noticias de Política y Sociedad