Público
Público

La prensa defenderá sus derechos de autor en internet

EFE

Los editores de diarios han decidido dar la batalla judicial por sus derechos de autor en relación con la actividad de agregadores de noticias en internet, tras haberlo hecho con empresas de resúmenes de prensa.

En un comunicado difundido hoy, la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) recuerda que un juzgado madrileño acaba de prohibir a una empresa de resúmenes de prensa distribuir contenidos de periódicos sin contar antes con la autorización de los editores.

La sentencia ratifica además que los editores son los titulares de los derechos de propiedad intelectual de los diarios, tanto impresos como en internet.

"Con esa base jurídica, los editores de diarios españoles se preparan para trasladar a internet la defensa de sus derechos de propiedad intelectual", ha asegurado hoy en un encuentro informativo Ignacio Benito, director general de AEDE.

En este sentido recuerda que recientemente la Asociación Europea de Editores de Periódicos (ENPA) indicaba que los agregadores suelen necesitar, para desarrollar su propio negocio, los contenidos producidos por editores de prensa.

"Sin esos contenidos editoriales procedentes de la prensa, servicios como Google News o los de otros agregadores ni siquiera existirían, con independencia de que fuesen viables o no", concluían los editores europeos en un comunicado.

Benito ha indicado hoy que "nos avalan las leyes españolas y europeas, y vamos a perseverar para que nuestros derechos se apliquen con firmeza en todos los ámbitos y en todos los soportes".

Carlos Ulecia, adjunto al secretario general del Grupo Prisa, destacó la relevancia que la sentencia tiene para el conjunto de grupos editoriales de prensa.

"En una sociedad que dice ser del conocimiento, que se reconozca la labor y el esfuerzo de los grupos editoriales de prensa en la generación de contenidos de valor, y que a la vez se reconozca el alcance económico de ese esfuerzo, debe considerarse siempre de forma positiva", según Ulecia.

A su juicio, la sentencia marca un punto de inflexión para ordenar los modelos de negocio informativo que existen en el mercado, y que ahora pueden y deben regularse mediante el diálogo entre quienes generan los contenidos y quienes quieren utilizarlos.

Para los editores españoles, sus derechos de propiedad intelectual se refieren tanto a las ediciones impresas frente a las empresas de resúmenes de prensa, como a las ediciones digitales frente a agregadores de noticias.

"Resulta indispensable que se reconozcan nuestros derechos y se respalden las inversiones materiales, técnicas y formativas que los editores realizan para ofrecer a los lectores contenidos de calidad", ha subrayado Benito.

Más noticias de Política y Sociedad