Público
Público

Los radares fijos registran una reducción de la velocidad media en carretera

EFE

Los alrededor de doscientos radares fijos que hay instalados en las carreteras españolas han registrado una reducción de la velocidad media de los vehículos de entre 3 y 4 kilómetros por hora, un factor que favorece la fluidez del tráfico e incrementa la seguridad vial.

Así lo ha explicado hoy el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tras visitar el Centro de tramitación de denuncias automatizadas, ubicado en León, donde ha inaugurado un monumento de Rosa Serra dedicado a las víctimas de los accidentes con el lema "Contra la indiferencia y el olvido".

Zapatero, quien ha invitado al resto de administraciones a reservar espacios para recordar a las víctimas de tráfico, ha destacado que las cifras de muertos en la carretera descendieron en 2007 por cuarto año consecutivo y que España se ha convertido en el segundo país europeo en cifras absolutas en reducción de víctimas morales.

No obstante, ha reconocido que los 2.741 muertos de 2007 y las 875 fallecidos que ya han perdido la vida en la carretera en los primeros cinco meses del año no dejan sitio para la autocomplacencia.

"Son muchas víctimas, demasiadas, y no podemos estar satisfechos", ha manifestado

Acompañado del responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, Zapatero ha recorrido el departamento de gestión de datos y la unidad de digitalización de imágenes del Centro de tramitación de denuncias automatizadas, inaugurado en marzo.

A este centro, que gestionó cerca de 140.000 expedientes de infracción por velocidad excesiva el mes pasado, llegan las fotografías captadas por los radares fijos desplegados en la red viaria.

Según ha explicado Zapatero, si al principio el 19 por ciento de las fotografías que recibía el centro suponían un exceso de velocidad que conllevaba pérdida de puntos para el conductor, tres mes después esa infracción sólo representa el 7 por ciento de los expedientes.

"Se están reduciendo de forma drástica los excesos de velocidad", ha manifestado el jefe del Ejecutivo tras destacar también la disminución de la velocidad media.

Otro de los avances logrados por este centro ha sido la reducción del tiempo medio en la notificación de las sanciones a los infractores de 55 a 14 días, un logro que, según Zapatero todavía se puede mejorar.

"A mayor inmediatez mayor eficacia de las sanciones", ha garantizado.

El presidente del Gobierno ha reiterado que la reducción de la siniestralidad y de las víctimas en la carretera es uno de los principales objetivos de su gabinete, que tiene intención de instalar hasta 2.000 radares fijos a lo largo de la legislatura.

Zapatero ha elogiado el trabajo de las asociaciones de víctimas, de la Guardia Civil, de la administración de Justicia y de todos los funcionarios de la Dirección General de Tráfico, aunque ha reconocido que la mayor parte del "sufrimiento ahorrado" se debe a que los conductores han adoptado hábitos más seguros.

"Ellos son los auténticos protagonistas de la revolución silenciosa en favor de la seguridad vial", ha recalcado.

Más noticias