Público
Público

Raúl Castro aprueba la venta de computadoras a los cubanos, en su primera reforma tras asumir el poder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Raúl Castro autorizó la venta a los particulares cubanos, a partir del 1 de abril, de varios artículos electrónicos, incluidas computadoras, en la primera reforma conocida desde que asumió el poder hace hoy exactamente un mes.

De acuerdo con la resolución 43/08 del Ministerio de Comercio Interior, a la que tuvo acceso Efe, el Gobierno autoriza "reanudar la venta minorista en la red de tiendas del mercado interno en divisas con destino a personas naturales de computadoras y sus accesorios", entre otros productos.

La disposición, que tiene fecha del 21 de marzo, contempla, además, la venta de equipos de reproducción de vídeo de todo tipo, televisores de todas las medidas de pantalla, ollas de presión eléctricas y arroceras, bicicletas eléctricas y alarmas para autos.

No obstante, advierte que los artículos se incorporarán a la venta "de forma gradual", según se vayan adquiriendo por las entidades encargadas de su comercialización.

Las tiendas deben tener en cuenta, dice la disposición, que las marcas, modelos, piezas, y accesorios sean similares a los vendidos en el marco del programa de ahorro energético que lleva adelante el Gobierno desde el año 2005.

La norma establece la modificación de dos artículos de la resolución 222 de 2003, en los que se prohíbe la venta minorista a la población de los productos ahora autorizados, confirmaron a Efe fuentes del Ministerio.

En las últimas semanas ha habido numerosas versiones sobre ésta y otras reformas, ya que Raúl Castro ha prometido acabar con el exceso de prohibiciones en la isla, pero hasta ahora solo se ha concretado esta nueva disposición y confirmado hoy oficialmente.

Cuba tiene en la actualidad alrededor de 600 clubes de computación, en los que estudian alrededor de 100.000 cubanos y se puede acceder a la intranet nacional.

No obstante, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), dependiente de las Naciones Unidas, Cuba presenta la menor tasa de penetración de Internet en América Latina, pues apenas el 0,9 por ciento de los 11,2 millones de cubanos acceden a la red.

Los particulares cubanos no tienen permitido el acceso a Internet desde sus domicilios, los profesionales -fundamentalmente de los campos de la cultura, la educación y la salud- pueden conectarse a la intranet de Cuba, y la mayoría de las más modernas tecnologías requieren licencias restringidas y especiales para su uso.

Las autoridades cubanas han justificado la medida en el bloqueo comercial y financiero de Estados Unidos contra la isla.