Público
Público

Renfe y Adif explican en el Parlamento su versión del accidente del Alvia

Los presidentes de ambas compañías comparecen en el Congreso de los Diputados una semana después de haber revisado tanto la vía donde se produjo el descarrilamiento como sus protocolos de seguridad y de comunicación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los presidentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Gonzalo Ferre, y de Renfe, Julio Gómez-Pomar, comparecen esta mañana en el Congreso de los Diputados para aclarar las actuaciones llevadas a cabo por sus empresas en relación al accidente ferroviario de Santiago de Compostela. La comparecencia se produce una semana después de que que ambas empresas hayan revisado tanto la vía donde se produjo el accidente como sus protocolos de seguridad tras el accidente y los procedimientos de comunicación entre la cabina del tren y los centros de gestión, personal de abordo y demás comunicaciones.

Adif instaló en los últimos días de julio tres nuevas señalizaciones que habrían impedido que el tren entrara en la curva de A Grandeira a 153 km/h. La empresa que gestiona la infraestructura ferroviaria ha limitado la velocidad, con carácter temporal, a 30 kilómetros por hora en el tramo del siniestro, colocando un cartelón de limitación de velocidad y una baliza, que además está 'protegida' por otra anterior que limita la velocidad a 60 kilómetros por hora. Adicionalmente, cinco kilómetros antes se había instalado una baliza ASFA y otro cartelón para reducir la velocidad a 160 kilómetros hora. Técnicos ferroviarios ya apuntaron a Público que una señalización correcta habría evitado el descarrilamiento.

Estas iniciativas van en línea con las recomendaciones aportadas por la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), que sugiere que todas las reducciones de velocidad máxima programadas entre estaciones, a partir de un cierto rango, deberían estar señalizadas en la vía férrea. Así consta en el avance de recomendaciones que esta comisión, encargada de investigar el accidente del tren Alvia registrado en Santiago de Compostela, ha remitido a la Dirección General de Ferrocarriles. Estas recomendaciones se incluirán en el informe del accidente que la Comisión elaborará cuando concluya su investigación sobre el siniestro, una de las dos que se realizan junto con la judicial.

En esta misma línea, la ministra de Fomento, Ana Pastor, comparecerá el viernes en el Congreso, también a petición propia, para informar de las actuaciones del departamento que encabeza relacionadas con el accidente. Desde entonces, Fomento ha creado una Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios, encargada de analizar el descarrilamiento de Santiago de Compostela, y una comisión de expertos, dedicada a analizar la situación actual de la red de ferrocarriles españoles para proponer mejoras.

El pasado 24 de julio se produjo el descarrilamiento de un tren Alvia, con 218 pasajeros, a cuatro kilómetros de la estación de Santiago de Compostela que ha causado 79 muertos y más de 150 heridos. El juzgado de instrucción número tres de Santiago de Compostela tiene abierta una investigación sobre el siniestro que baraja como principal hipótesis el exceso de velocidad del convoy.

Más noticias en Política y Sociedad