Público
Público

Los resultados oficiales confirman la victoria del ex guerrillero Thaçi en Kosovo

EFE

Los resultados oficiales de las elecciones parlamentarias del pasado sábado en Kosovo confirmaron hoy la victoria del ahora opositor Partido Democrático de Kosovo (PDK), del ex líder guerrillero Hashim Thaçi.

Según los datos de la Comisión Electoral de Kosovo, tras el escrutinio del 90 por ciento de los votos, el PDK obtuvo el 34 por ciento de los apoyos.

No obstante, Thaçi no podrá formar sólo Gobierno y deberá buscar aliados para formar coalición. La mayoría de observadores apuestan por un acuerdo con la Liga Democrática de Kosovo (LDK).

Thaçi, que hoy viaja a Bruselas como parte del equipo negociador albanokosovar en las conversaciones sobre el estatuto de Kosovo, dijo que todos los pasos sobre el futuro de esa provincia serían coordinados con Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

El sábado, tras proclamar su triunfo electoral, Thaçi había prometido a los albaneses declarar la independencia poco después del 10 de diciembre, fecha en que concluye la nueva fase de negociaciones del estatuto de Kosovo con los serbios, bajo mediación de la UE, EEUU y Rusia.

La UE advirtió hoy a Thaçi que actúe con responsabilidad y evite la declaración unilateral de la independencia, a la que aspiran los albaneses, que son un 90 por ciento de la población de Kosovo, pero a la que Serbia se opone rotundamente.

La hasta ahora gobernante LDK, del presidente kosovar, Fatmir Sejdiu, fue el segundo partido más votado, con el 21,8 por ciento.

La LDK, el partido de fallecido primer presidente Ibrahim Rugova, ha sido hasta ahora la ganadora de todos los comicios kosovares, y ha perdido respecto a los del 2004 más de la mitad de los votos.

El tercer partido más votado el sábado fue uno recién surgido en la escena política kosovar: la Alianza Kosovo Nuevo (AKR) del multimillonario Behgjet Pacolli, quien se llevó el 12,1 por ciento de los votos.

La Liga Democrática Dardania, una escisión de la LDK, de Nexhat Daci, obtuvo el 10,4 por ciento de los votos, y la Alianza para el Futuro de Kosovo (AAK), de la actual coalición gobernante, el 9,9 por ciento.

La jornada electoral estuvo dominada por la elevada abstención, que alcanzó al menos un 55 por ciento, lo que subraya, según los observadores, la creciente frustración de los kosovares con su liderazgo y la pésima situación económica y social de la provincia.

La abstención entre los serbios, un 5 por ciento de la población en Kosovo, fue total, con lo que cumplieron su amenaza de boicot electoral para no dar así legitimidad a las autoridades independentistas.

Unos 1,5 millones de kosovares estaban llamados a las urnas para elegir el nuevo Parlamento de 120 diputados.

Más noticias