Público
Público

Rodrigo Muñoz Avia exalta "lo humano" en su nueva novela 'Vidas terrestres'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor Rodrigo Muñoz Avia se ha preguntado en su nueva novela, "Vidas terrestres", cómo nos afectaría el que finalmente llegasen a la tierra seres de otro planeta, pero tras este planteamiento confiesa que esconde su verdadero propósito: "un canto de exaltación a la vida humana".

Muñoz Avia (Madrid, 1967), que se considera a sí mismo "racionalista" y "bastante descreído por naturaleza ", ha afirmado a Efe que "la mejor manera de exaltar lo humano es descubrir lo no humano".

El autor subraya que "hay que vivir el día a día, con las pequeñas cotidianidades", aunque gracias a la grandilocuencia del tema de los extraterrestres ha podido crear para su historia "el clima y la atmósfera que a mí me gusta".

Rodrigo Muñoz Avia, que ha trabajado tres años en su nuevo libro, reconoce que hizo "muchos esquemas y planteamientos previos" hasta conseguir "completar el puzzle". Con él ha podido exponer lo "inmensamente solo que puede estar el ser humano", y demostrar que "no debemos depender de soluciones externas para arreglar nuestros problemas".

En sus personajes -Marga, Paula, Pedro o Luz-, al igual que en los de su anterior y exitosa novela "Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos" (2005), también publicada por Alfaguara, el humor está muy presente para afrontar sus vidas.

"El humor de mis libros es algo que me sale, pues escribo por intuición", confiesa Muñoz Avia, quien en su primera novela descubrió que "uno tiene que escribir sobre lo que sabe y tiene más cerca".

Pero en esta ocasión, un tema tan serio como la muerte se cuela en su historia. "Es un ingrediente esencial porque al final estamos hablando de lo humano", explica el autor, subrayando "el poso triste" de sus personajes.

Rodrigo Muñoz Avia, que también escribe novela juvenil, infantil y guiones de cine, ha asegurado que hoy por hoy no le atrae "nada" escribir sobre otras épocas u otros lugares (su ciudad fetiche es Madrid, "la que mejor conozco").

En "Vidas terrestres" Muñoz Avia ahonda en la utilización de los adjetivos, quizá por su "minuciosidad en la descripción de los personajes", fruto de ser un "puro observador y bastante obsesivo a la hora de entender las cosas y ponerlas claras en el papel".

Con timidez, Rodrigo Muñoz Avia confiesa que es el autor del dibujo de la portada. "Es un poco naif, sólo lo hice para dar una idea a los diseñadores de Alfaguara, pues no soy pintor", comenta.

El escritor, casado y padre de dos niños, ha dedicado "Vidas terrestres" a sus padres -Lucio Muñoz y Amalia Avia, pintores y grandes amantes de la literatura-, porque, según destaca, escribe "gracias al clima artístico que se respiraba en mi casa".

"Una de las cosas que más me duele es que mi padre, que murió en 1998, no vio publicadas mis novelas", se lamenta el autor.

Muñoz Avia, que en la actualidad se dedica en exclusiva a la escritura, dio en sus comienzos clases de Filosofía en un colegio. "Fue un aprendizaje -recuerda-, enseñando Platón a chavales de 16 años asimilé más filosofía que en toda la carrera, aunque durante ella sí aprendí a escribir".

Aunque no ha conseguido todavía su sueño de ver a alguna persona en el metro leyendo sus libros, Muñoz Avia agradece el contacto con los lectores y está inmerso en las nuevas tecnologías, escribiendo con humor su blog "El gato de guardia", de "El punto de Lectura".

Más noticias en Política y Sociedad