Público
Público

Schuster dirige una suave sesión tras aterrizar desde Atenas

EFE

Bernd Schuster volvió a ponerse al mando del Real Madrid para dirigir un suave entrenamiento un día después del el empate a cero frente al Olimpiacos griego en Atenas, donde la plantilla pasó la noche por primera vez tras un partido desde que juega la Liga de Campeones.

Desde que el club blanco disputa la máxima competición continental, éste siempre había regresado a Madrid después de los partidos. Por primera vez, el técnico alemán cambió los planes habituales para hacer noche en la ciudad de la Acropolis. Tras lograr un empate sin goles en el que la falta de efectividad de los delanteros madridistas evitó una clasificación matemática para la siguiente fase, el técnico germano prefirió que sus jugadores descansasen en el lugar donde se celebró el partido.

Con 45 minutos de retraso sobre la hora prevista para la sesión matutina -13:30-, saltaron al terreno de juego de la Ciudad Deportiva de Valdebebas todos los futbolistas de la plantilla. Media hora antes aparecieron José María Gutierrez "Guti" y el holandés Arjen Robben, ambos lesionados, y que corrieron muy suavemente durante 20 minutos. El primero es duda para el choque ante el Mallorca y el segundo aún tendrá que esperar para concluir su recuperación.

Mientras, el resto de la plantilla se dividió en dos grupos. Los titulares -a excepción de Raúl, que se quedó en el gimnasio- corrieron y estiraron para recuperarse del esfuerzo ante los griegos. Los demás disputaron junto a Bernd Schuster un partidillo con porterías pequeñas. En el se comprobó que el argentino Gonzalo Higuain y el defensa brasileño Pepe se encuentran totalmente recuperados de sus lesiones y no tendrán problemas para estar frente al Mallorca.