Público
Público

"La señorita Julia", de Narros y María Adández, en el Teatro Fernán Gómez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Teatro Fernán Gómez acoge desde mañana y hasta el 13 de abril la presentación en Madrid de "La señorita Julia", un montaje que, dirigido por el veterano Miguel Narros, con María Adánez y Raúl Prieto, muestra el infierno de la violencia entre un hombre y una mujer, y la lucha entre clases sociales.

Estrenada en 1888, "La señorita Julia" es uno de los dramas del padre de la literatura moderna sueca, August Strindeberg, que plasmó en él una de sus experiencias matrimoniales.

La obra se desarrolla en torno a un trío principal de personajes: la hija de un conde, la señorita Julia; Juan, su criado; y Cristina, cocinera y supuesta novia de Juan, interpretada por Chusa Barbero. En la Noche de San Juan y en ausencia de su padre, Julia invita a bailar a su criado, que acaba seduciéndola.

La primera parte de la obra se mueve en un juego, que luego da un giro de 180 grados y se convierte en un infierno.

"De pronto, estos tres personajes se ven envueltos en un juego brutal y sádico", ha comentado Miguel Narros, que ya dirigió este texto en la década de los cincuenta en una única sesión en un teatro de cámara, y que retoma ahora de forma muy diferente, con la violencia entre sexos de forma explícita.

Con producción y espacio escénico de Andrea Dodorico, el montaje -que lleva unas cuarenta funciones después de su estreno en Alicante- parte de la versión íntegra que ha adaptado Juan Carlos Plaza.

"Es una dirección potente y fresca para un montaje vivo y apasionado", ha confesado la actriz María Adánez, quien vuelve, después de "Salomé", a las órdenes de Miguel Narros.

Para la actriz, "La señorita Julia" es un "reto maravilloso, que la ha llevado por los recovecos del alma humana", pues su personaje pasa de la euforia a la depresión, de la fortaleza a la ausencia total de voluntad, lo que hoy se llamaría "personalidad bipolar".

Para Raúl Prieto, se trata de personajes muy complejos, que hay que estudiar a fondo y que todavía están descubriendo. "Es un montaje que no va a dejar indiferente a nadie", ha opinado.