Público
Público

"La sensación es que el tren iba muy rápido"

Algunas informaciones señalan que el Alvia podría ir al triple de velocidad de lo permitido. El País informa de que el propio maquinista admite que iba a 190 km/h en un tramo de 80 km/h. Lo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Qué ocurrió en la curva de A Grandeira? La primera hipótesis del accidente en el que han muerto al menos 80 personas apunta al exceso de velocidad del tren Alvia Madrid-Ferrol siniestrado esta noche a la entrada Santiago de Compostela.

'Descarrilé, qué le voy a hacer, qué voy a hacer'. Estas fueron las contundentes palabras de uno de los dos maquinistas del tren siniestrado. Así lo han confirmado fuentes de la investigación a Efe.

Sin embargo, algunas informaciones indican que el tren podía ir al triple de velocidad de lo permitido al tomar la curva, donde la velocidad máxima es de 80 km/h. Fuentes de la investigación cifran la velocidad del tren en 220 km/h.

El diario El País reproduce una conversación entre el maquinista y el control de la estación de Santiago que avala la tesis del exceso de velocidad. Según este diario el maquinista que manejaba entonces el tren, aún atrapado en la cabina, admitió pocos minutos después del suceso que el tren circulaba a 190 km/h al tomar la curva. Después, el conductor dijo por radio que el convoy iba a 200 km/h aunque luego rectificó y volvió a decir que el tren iba a 190 km/h.

'Espero que no haya muertos porque caerán sobre mi conciencia', afirmó el maquinista.

Ambos conductores salieron ilesos del siniestro y participaron en las tareas de rescate, así como prestando ayuda en todo aquello que consideraron necesario. Esas mismas fuentes confirmaron que el maquinista ya ha realizado 'algún tipo de declaración dentro de la investigación', pero no ha aclarado en qué sentido. 

'La sensación es que el tren iba muy rápido', afirmó uno de los viajeros

Sin embargo, un portavoz de Renfe decía anoche que era 'muy aventurado' atribuir el accidente a una alta velocidad. 'Las causas se sabrán cuando termine la investigación', indicó el portavoz. 'Como hipótesis no se baraja ni una cosa ni otra', concretó. 

Al mismo tiempo, fuentes de la investigación han aclarado, no obstante, que la Policía y los técnicos de infraestructuras ferroviarias trabajan en el lugar del accidente para intentar obtener las primeras pruebas de éste u otros podibles motivos.

Lo cierto es que el Alvia accidentado tenía que haber llegado a la estación de Santiago a las 20:41,  justo a la hora en la que ha sufrido el accidente, según recoge la página web de Renfe, por lo que viajaba con un retraso aproximado de 5 minutos. Sin embargo, la compañía descarta ligar el retraso al accidente ya que aseguran que 'es habitual'. 

Pero algunos pasajeros que eran capaces de salir por su propio pié de los vagones relataban que cuando se dieron cuenta el tren ya había descarrilado. Así, Kike García, que viajaba con su padre y su hermana, aseguró que su sensación es que el tren 'iba muy rápido' y que 'se bamboleó en la curva'.

Los tres miembros de esta familia que viajaban de Madrid a Ferrol han sobrevivido, aunque el padre sufre heridas. Policías que participan en las tareas del rescate coincidieron en describir como 'dantescas' las escenas que se veían a pié de vía ferroviaria.

El Ministerio del Interior descartó anoche la hipótesis de un atentado. Un portavoz del Ministerio afirmó que se trata de un accidente y que no caben por tanto otras hipótesis. El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, dijo sin embrgo a los periodistas en el mismo lugar del accidente que no se puede descartar 'ninguna hipótesis', y añadió: 'No tenemos ningún indicio de que haya sido una causa externa'.

Interior ha descartado que se trate de un atentado

Juárez se desplazó al lugar del accidente acompañado por el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, y del alcalde de Santiago de Compostela, Ángel Currás. El regidor compostelano dijo que se han suspendido todos los actos festivos programados para esta noche y para mañana, Día de Galicia, incluida la Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago. 'Lamentamos profundamente los hechos', dijo el delegado del Gobierno, que transmitió su solidaridad a los familiares de las víctimas.

Al lugar del suceso se desplazaron ya el juez y el médico forense para iniciar el proceso de identificación de los cadáveres. El delegado del Gobierno explicó que la atención a los familiares de las víctimas se va a centralizar en el edificio Cersia, en la zona de San Lázaro. 'Ahí se dará toda la información disponible a los familiares', adelantó.

Más noticias en Política y Sociedad