Público
Público

Sócrates dice que la planta de La Seda supone un valor añadido para el país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro luso, José Sócrates, destacó hoy que la nueva fábrica lusa de Ácido Tereftálico Puro (PTA) de la petroquímica española La Seda de Barcelona supone un "valor añadido" para Portugal por su vertiente exportadora.

Sócrates dijo que esta inversión, que asciende a 400 millones de euros, es un proyecto de "máxima importancia" para la economía y creación de empleo del país, así como para la modernización de la industria nacional.

Durante su intervención en la ceremonia de colocación, en la localidad de Sines, de la primer piedra de la planta de esta materia prima para la producción de varios tipos de poliéster, el jefe del Gobierno señaló que esta apuesta da confianza a la economía lusa y atraerá nuevas inversiones extranjeras de similar importancia.

Sócrates, que dijo que Portugal consiguió este proyecto en competencia con varios países, consideró que esta inversión coloca en la ruta internacional de la industria petroquímica a la localidad de Sines, situada a 130 kilómetros al sur de Lisboa.

Aseguró que estas iniciativas privadas estarán acompañada de inversión pública en infraestructuras con la construcción de una autopista, la finalización del aeropuerto internacional de la cercana localidad de Beja y la conexión de Sines con la línea de tren alta velocidad que unirá Lisboa con Madrid y Badajoz.

El presidente de La Seda de Barcelona, Rafael Español, destacó la importancia de mejorar estas infraestructuras, ya que el transporte de la mercancía es una "verdadera barrera" y el envío de las 300 toneladas de PTA que irán destinadas a España se realizará por ferrocarril.

Aseguró que una de las claves para construir la planta en Portugal fue la situación geográfica de Sines, que cuenta con uno de los puertos industriales más importantes del país, lo que permitirá a su empresa acceder a tres continentes a través de transporte marítimo.

Español agradeció al Gobierno portugués su interés por este proyecto, considerado de Potencial Interés Nacional (PIN), lo que ha facilitado y acelerado la fase de licencias y permisos.

Por su parte, el ministro luso de Economía, Manuel Pinho, dijo que con esta inversión el país sube un "nuevo escalón" en la reindustrialización y recuperación de la inversión extranjera, que el año pasado creció el 3 por ciento tras varios años de caída.

Consideró que la llegada de La Seda es una nueva muestra del "renacimiento del sector petroquímico" portugués y que con esta apuesta, y las inversiones de la petrolera lusa Galp y la española Repsol, Sines se convertirá en uno de los principales polos petroquímicos europeos.