Público
Público

Solbes insta a la banca a que sanee sus balances, incluso con "apoyo público"

El presidente del BBVA cree que el Estado debe tener preparadas ayudas temporales

BELÉN CARREÑO

Del pupitre de La Moncloa a las señoriales mesas del Hotel Ritz. El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, se volvió a encontrar ayer con el presidente del segundo banco de España, Francisco González, de BBVA, y le transmitió un mensaje, para él y para sus compañeros de sector: el Gobierno quiere infundir cuanto antes confianza en las entidades financieras y si para ello tiene que inyectar liquidez en alguna entidad lo hará.

Aunque el cruce de palabras entre González y Solbes fue básicamente halagador, el titular de Economía graduó la intensidad de la firmeza con la que hay que actuar: 'Se hace necesario despejar toda duda sobre la solvencia de las entidades financieras, para lo cual deben reconocer plenamente sus pérdidas y sanear sus balances, con apoyo público si es necesario'.

Horas antes, y en el marco del mismo acto -la V Conferencia Internacional de ABC-, el propio González había reclamado este tipo de medidas, aunque sin referirse a sí mismo o a ningún banco en concreto. 'La mejor opción para salvar una entidad con problemas de solvencia es la intervención y el saneamiento por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), seguido de la vuelta al sector privado'.

González recordó que, por ahora, el sistema bancario español 'es sólido y está bien capitalizado'. Sin embargo, anticipó un escenario en el que estas circunstancias pueden cambiar: 'Hemos de asumir que la duración y la profundidad de la crisis serán las que determinen si, finalmente, emergerán dificultades de solvencia en algunas entidades'.

Queja recurrente

González y Solbes coincidieron también en la urgencia de eliminar las 'distorsiones' que las ayudas públicas a bancos europeos están causando en el entorno financiero. El ministro de Economía dio la razón a lo que comienza a ser una queja recurrente de la gran banca española. Reconoció que sería 'paradójico' que 'las entidades financieras que, gracias a su buena gestión, no necesiten apoyo público terminen encontrándose en una posición de desventaja'. Pero también añadió un contrapunto: los bancos 'deben asumir los costes derivados de sus fallos'.

También el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, se refirió ayer a este problema al asegurar que 'todavía son necesarias más recapitalizaciones' pero que Bruselas aún está trabajando para que se lleven a cabo sin crear distorsiones en otros países.

Banquero y ministro pidieron también una mayor eficiencia en la regulación financiera, aunque González cree que la vía es un supervisor único dentro del Banco Central Europeo, mientras que Solbes ve más factible la mejora de los 'colegios de supervisores' en Europa.

Solbes se mostró abiertamente satisfecho con los puntos consensuados en la reunión de los miembros europeos del G-20 el domingo y aseguró que, si la reunión del 2 de abril en Londres 'era un éxito', se podría
'pensar en ser más optimistas para encontrar una salida a la crisis'.

Más noticias