Público
Público

Soledad Córdoba dice que "una obra te va pidiendo la siguiente"

EFE

Tiene 32 años y sus fotografías se venden por miles de euros. La asturiana Soledad Córdoba, que acaba de inaugurar su exposición "Un lugar secreto" en Blanca Berlín Galería (Madrid), dijo a Efe que en su proceso creativo "una obra te va pidiendo la siguiente".

En "Un lugar secreto" la relación entre el cuerpo y la naturaleza, así como "el límite o las fronteras -añadió- entre la realidad y la ficción, lo natural o lo sobrenatural" es la clave de este proyecto que permanecerá expuesto en la galería de Blanca Berlín desde el 28 de enero y hasta el 27 de marzo próximo.

Con esas cinco obras, Soledad Córdoba (Avilés, 1977) acerca al espectador la evolución de su vocabulario estético en el que ha incorporado insectos, el mar o la luz natural que entra por una ventana sin un finalidad de simbología sino por ser el nexo con el entorno y una apuesta por una lectura libre de sus imágenes.

"Un lugar secreto" comenzó en 2007 y ha durado hasta la fecha. Actualmente está embarcada en otro proyecto titulado "En el silencio".

En sus creaciones, la fotógrafa, que se mantiene alejada del barroquismo a favor de una estética minimalista, admitió que coexisten "unas ideas que le han ido obsesionando a lo largo de su trayectoria", como el cuerpo en el sentido de ese espacio en el que habitamos.

El uso de su propio cuerpo en sus composiciones fotográficas "no tiene nada que ver con el hedonismo ni con lo biográfico sino que imprime más valor a lo que está contando", según apuntó.

Pero el lenguaje a través de su cuerpo ha cambiado, y de ser el elemento principal de la instantánea ha pasado a incorporar referentes de la naturaleza, como por ejemplo animales, en un afán de representación de la relación del ser humano con el entorno natural.

Así entre las cinco piezas de la muestra -cuatro creadas en 2009 y una, en 2008- de entre 1,25 y 7 metros de largo cabe destacar la que anuncia la exposición, titulada "Un lugar secreto IX" (2009).

Son fotos digitales a color con fondos de estudio muy limpios en negro o blanco en los que incorpora lo real y en las que en su afán de comunicación le divierte que "el espectador se acerque a ellas; que divague, que le genere dudas, que le sugieran".

Además de esta muestra, Córdoba en pocos días verá como dos de sus obras de "Un lugar secreto" se exhiben en la colectiva "Women&Women" que la Embajada de España en Washington, con el comisariado de la galerista Blanca Berlín, acoge durante la presidencia española de la Unión Europea.

La obra de Soledad Córdoba ya en 2002 fue conocida en el circuito tras desembarcar en una exposición individual en PhotoEspaña, el festival de fotografía más relevante a nivel nacional.

Entre sus múltiples referentes, esta profesora universitaria -doctora en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid- destacó rápidamente a Helena Almeida, Marina Abramovic, Ana Mendieta, Cindy Sherman y Diane Arbus, entre otros.

"Lo importante -afirmó- es tener muchísima cultura visual y saber lo que se está haciendo y lo que se ha hecho, y tenerlo presente".

Más noticias de Política y Sociedad